Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

Gatos persas negros: hechos, origen e historia (con imágenes)

Nicole Cosgrove Profile Picture

By Nicole Cosgrove

Gato de pelo largo y negro caminando en el césped.

Los gatos persas, incluidos los gatos persas negros, son una de las razas de gatos más antiguas que se conocen. Amados por la realeza, los famosos y, por todo el mundo en general, estos hermosos gatos han sido una de las razas más populares desde que fueron descubiertas. Se les reconoce por su cara achatada y su pelaje largo y esponjoso. Los persas negros están ganando adeptos en todo el mundo constantemente.

Puede que los reconozcas de vista, pero ¿cuánto sabes realmente sobre el gato persa negro? Si estás pensando en añadir uno a tu familia o simplemente tienes curiosidad, ¡sigue leyendo para saber más sobre el precioso persa negro!

Los primeros registros de gatos persas negros en la historia

No se conocen detalles concretos sobre los orígenes de los gatos persas negros. Se cree que se originaron en lo que hoy es el país de Irán, antes llamado Persia. Además, sabemos que los antepasados de los actuales gatos persas negros desembarcaron por primera vez en Europa en el siglo XVII.

Al parecer, los exploradores italianos sacaron de contrabando a los gatos de Persia y los llevaron a Italia. Según las primeras ilustraciones y pinturas, estos gatos persas primerizos tenían un aspecto muy diferente al de la versión moderna, de pelo largo pero sin la característica cara plana del persa actual.

Desde Italia, los gatos persas negros empezaron a extenderse por Europa. Fue en Inglaterra, en el siglo XIX, donde los criadores empezaron a desarrollar la raza persa negra específica que conocemos hoy.

Cómo ganaron popularidad los gatos persas negros

Cuando llegaron a Europa, los gatos persas negros se hicieron populares entre la clase noble por su belleza y su pelo largo y abundante. Antes de la llegada de los gatos de pelo largo procedentes de Oriente Próximo y Asia, los gatos de Europa eran principalmente de pelo corto. Por ello, los gatos persas negros se convirtieron en superestrellas.

En la Inglaterra del siglo XIX , la popularidad del persa aumentó aún más cuando la cría de gatos y las exposiciones felinas se pusieron de moda en Inglaterra. Además, por esta época, los gatos persas empezaron a importarse a América a través del océano.

Según se dice, el primer gato persa que viajó a América fue un persa negro. A los propietarios de gatos estadounidenses les encantó enseguida la nueva raza y los persas pronto fueron los gatos más populares de América. Los propietarios estadounidenses empezaron a establecer sus propias crías de persas negros, haciendo sus propias aportaciones a la raza en rápido crecimiento.

Reconocimiento formal de los gatos persas negros

Cuando los gatos persas negros llegaron a Europa, a menudo se cruzaban con otro gato de pelo largo procedente de Oriente Próximo, el angora. Cuando los criadores ingleses empezaron a interesarse por el desarrollo de las razas felinas, iniciaron una cuidadosa cría para separar la raza persa negra de la angora.

En 1871, los persas aparecieron por primera vez en una exposición felina como raza única. Sin embargo, aún estaban en proceso de separar la genética persa de la angora. Unos veinte años después de esta exposición felina, los persas negros fueron reconocidos por primera vez como raza y se han criado como tal desde entonces. Hoy en día, son uno de los gatos de pura raza más populares del mundo.

Gato de pelo negro y esponjoso con los ojos naranjas tumbado.
foto por: Stefan Ivanov, Unsplash

Los 5 datos más importantes sobre los gatos persas negros

1. ¡Estuvieron en la primera exposición felina del mundo!

La exposición felina de 1871 en Inglaterra, donde se exhibió por primera vez el Persa, es también la primera exposición felina conocida en el mundo. ¡En ella, había gatos persas negros! Al parecer, el acontecimiento atrajo a 20.000 visitantes y ¡un gatito persa ganó el título por ser el mejor de la exposición! Los persas negros siguen siendo habituales en el circuito de exposiciones felinas hasta el día de hoy.


2. La reina Victoria era una fan

Se dice que a la reina Victoria de Inglaterra le gustaba mucho el gato persa, hecho que sin duda contribuyó a que la raza se hiciera tan popular en el país. Durante el reinado de la reina Victoria, el Imperio Británico se extendió por todos los rincones del mundo, lo que facilitó que la popularidad de los persas negros se hiciera global.


3. Son famosos por su personalidad

Los persas negros son conocidos por su personalidad amante de la gente. A veces descritos como “gatos que parecen perros”, los persas suelen correr a saludar a sus dueños cuando llegan a casa e incluso pueden aprender trucos.


4. Son campeones de la siesta

Los persas negros son gatos dulces, pero no se les conoce por ser las razas más activas, ni siquiera cuando son gatitos. Pasan mucho tiempo durmiendo la siesta, en el regazo o al sol. Si buscas un compañero de siesta, el gato persa negro estará encantado de complacerte.


5. Podrían describirse como iconos de la cultura pop

Los gatos persas son una de las razas más reconocibles y han estado bien representados como mascotas de famosos, así como en el cine y la publicidad durante mucho tiempo. Se dice que Raymond Chandler, famoso escritor y guionista, leía los primeros borradores de sus libros a su gato persa negro.

Otros dueños famosos de gatos persas son Florence Nightingale y Marilyn Monroe.

¿Los gatos persas negros son una buena mascota?

Preciosos, fáciles de llevar y sorprendentemente fáciles de cuidar, los gatos persas negros son mascotas maravillosas. Como son tan tranquilos, suelen llevarse bien con los niños y otras mascotas, aunque no les gustan los juegos bruscos.

La parte de mayor mantenimiento del cuidado de un persa negro es mantener su pelaje en buen estado. Necesitarán un cepillado regular para evitar que se enreden. Algunos propietarios optan por afeitar a sus gatos con un “corte de león”, sobre todo en los meses más cálidos.

Es fácil compartir una casa con persas negros porque son muy tranquilos. Les encanta pasar el rato con su gente y se conforman perfectamente con echarse la siesta la mayor parte del día. Siempre es más seguro para cualquier gato vivir dentro de casa, pero esto es especialmente cierto en el caso de los persas negros, porque son muy tranquilos.

Una cosa que hay que tener en cuenta con los gatos persas negros es que son propensos a varios problemas de salud, algunos de ellas graves. Por desgracia, la popularidad de estos gatos ha provocado una explosión de cría, no toda ella realizada de forma responsable. Elige cuidadosamente a tu criador cuando compres un gato persa negro.

Conclusión

Como hemos aprendido, puede que no sepamos exactamente de dónde procede el gato persa negro, pero es fácil ver cómo han llegado donde están hoy. La mezcla ganadora de su aspecto y personalidad tardó algún tiempo en desarrollarse, pero el esfuerzo mereció la pena. Puede que los gatos persas negros tengan un lugar en la historia, ¡pero lo único que quieren es un sitio en tu regazo!


Destacado foto por: Spike Summers, Pixabay

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.