Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

Cómo desechar la arena del gato: los 4 métodos más sencillos y efectivos

Nicole Cosgrove Profile Picture

By Nicole Cosgrove

woman cleaning cat litter box

¡Saber cómo desechar correctamente la arena del gato es de suma importancia como dueño. ¿Pero qué haces con la arena usada?

Tu deber va más allá de comprarle a tu gato la arena que le gusta, ya que deshacerse de ella de forma inapropiada puede tener un impacto negativo sobre el medio ambiente.

Montones de basura no biodegradable arrojada en basurales, cañerías de drenaje tapadas, canales acuáticos contaminados. Estos son solo algunos de los principales problemas que derivan de un desecho inapropiado de la arena del gato.

¿Pero entonces cuál es la mejor manera de desecharla? A continuación te explicaremos algunos cambios simples pero muy efectivos que puedes implementar a la hora de desechar la arena de tu gato.

Los 4 métodos para desechar la arena del gato

1. Usar un cesto de basura

Un cesto de basura de color verde
foto por: Alexandra ❤️A life without animals is not worth living❤️ from Pixabay

Una de las soluciones más comunes para desechar la arena de tu gato es simplemente usar un cesto de basura. En la mayoría de las comunidades existe un método de segregación de basura apropiado, por lo que esta se considera una opción segura y responsable. Pero antes de tirar una bolsa llena de arena usada a la basura recomendamos seguir una serie de pasos preliminares.

  • Compra bolsas resistentes

Algo que querrás evitar son las bolsas rotas y los desechos de gato desparramados. La mejor manera de evitar un desastre semejante es invertir en bolsas de basura resistentes, lo cual es particularmente necesario si estás usando arcilla en lugar de arena. La arcilla es muy densa, por lo que puede hincharse con facilidad y cortar una bolsa de basura normal.

Si las bolsas resistentes no entran en tu presupuesto, o si prefieres usar las bolsas que tengas a mano, considera usar dos bolsas a la vez. Esto es mucho más seguro cuando los desechos son densos.

Si tienes varios gatos que comparten la misma caja, o incluso si son varias cajas, utilizar una bolsa gruesa y resistente o dos o más bolsas finas te será de mucha utilidad ya que el volumen total de arena que deberás desechar será mucho mayor.


  • Pon la bolsa en el cesto antes de volcar la arena

Probablemente hayas intentado tomar una bolsa con una mano y volcar la arena dentro usando la otra mano sin derramar nada. Esto está destinado al fracaso. Una solución práctica sería comprar un cesto más pequeño con el único fin de desechar la arena. Coloca la bolsa dentro del cesto, de manera que ambas manos estén libres para volcar la arena dentro de la bolsa. El cesto servirá de estructura a la vez que mantendrá la bolsa abierta. Volcar la arena en el cesto debería ser sencillo, ahorrándote el miedo de derrames innecesarios. ¡Solo ata la bolsa antes de sacarla del cesto y listo!

Un cesto de basura externo
foto por: RitaE, Pixabay

  • Utiliza un cesto adicional solo para los desechos del gato

Por razones sanitarias recomendamos comprar un cesto adicional específicamente para los desechos del gato. Si bien eres libre de mezclar la arena con desechos orgánicos (estiércol o cualquier cosa compostable), esto elimina la posibilidad de reutilizar tus desechos orgánicos o compost para otros propósitos como la jardinería.

En la mayoría de los casos la arena del gato se considera un desecho tóxico, ya que normalmente no es compostable o ni siquiera biodegradable. Si separas los desechos del gato le harás la vida más fácil a los recolectores de basura, ya que les será más sencillo separar los residuos (hacerlo de forma manual puede ser potencialmente peligroso para las personas y el medio ambiente).


  • Utiliza una bolsa nueva cada vez

Cada vez que tengas que desechar el contenido de una bolsa entera (no de los desechos diarios) deberías atar la bolsa, sacarla del cesto y poner una nueva bolsa. Esto ayudará a controlar los olores a la vez que evitarás que la bolsa se desgaste y se rompa por los múltiples usos.

Como nota al pie, no deberías dejar el arenero sin limpiar o la bolsa de los desechos sin cerrar por mucho tiempo. Cambiar la bolsa regularmente ayudará a mantener el ambiente fresco y limpio, a la vez que evitará la formación de nuevas bacterias en la arena contaminada. De no seguir estos pasos estarías corriendo el riesgo de que se te llene la casa de moscas y un olor bastante desagradable.

2. Compostar la arena del gato

Compost en un jardín
foto por: Markus Spiske on Unsplash

¡Veamos el tema del compostaje un poco más de cerca! Para empezar, no siempre es una opción viable, ya que la mayoría de las arenas o piedras sanitarias no se fabrican con materiales biodegradables. Sin embargo, a la hora de comprar puedes buscar marcas que digan que su producto es compostable o que está hecho con materiales orgánicos.

En caso de que no estés familiarizado con el compostaje, se trata de un proceso de transformación de materia orgánica en un sustrato rico en nutrientes. Así que en lugar de tirar la arena a la basura, puedes procesarla en una compostera para luego transformarla en fertilizante.

Elegir arena compostable o biodegradable contribuye a la salud del medio ambiente. Además, una vez finalizado el proceso de compostaje obtendrás un fertilizante natural, pudiendo evitar el uso de sus contrapartes comerciales, bien cargadas de todo tipo de químicos. ¡Es lo mejor por donde se lo mire!

Pero recuerda, sólo puedes hacer esto con arena “compostable.” Ni la arcilla ni las piedras de sílice son biodegradables, por lo que tirarlas en la compostera con la tierra y los verdes de tu patio solo será un desperdicio, ya que no se pueden descomponer.

¿Qué tipos de arena sirven para compostar? Las más comunes son las que se fabrican con trigo, maíz, madera y otros materiales naturales y orgánicos.

  • Cómo compostar la arena del gato

¿Existe alguna forma de desechar la arena del gato de forma amigable con el medio ambiente? Hay dos formas de compostaje que se destacan y son las más populares para el hogar: el método del balde y el método de la fosa de compostaje.

    • Método del balde

Para el método del balde hace falta, por supuesto, un balde o un tarro. Suele ser un proceso bastante sencillo; incluso puedes utilizar un balde viejo y tirar la arena ahí dentro junto con otro material compostable. También puedes comprar un contenedor especial para compostaje, que te permitirá mezclar los ingredientes fácilmente sin tener que voltearlos a mano.

Una de las desventajas de usar un balde es que solo puedes compostar pequeñas cantidades a la vez. Aunque esto puede no ser un problema si tienes un solo gato.


    • Fosa de compostaje

Gracias a su mayor tamaño, una fosa de compostaje permite manejar un volumen de desechos mucho mayor. El único problema en este caso es encontrar el lugar correcto para hacer la fosa. No puede ser un lugar cercano a ninguna fuente de agua, ya que los vertidos y las filtraciones del compost podrían contaminarla.

3. Cómo desechar la arena de gato sin bolsas plásticas

Bolsas de basura biodegradables

Puedes recolectar los desechos y la arena con una bolsa biodegradable o de papel. De esta forma podrás tirar la bolsa entera en la compostera en lugar de tener que abrir la bolsa y vaciarla.

Cómo desechar tipos específicos de arena de gato

Cada tipo de arena tiene su método de desecho ideal correspondiente. Veamos cómo debes deshacerte de estos otros tipos de arena más específicos.

  • Papel de diario reciclado: descargar por el inodoro con precaución

Existe un tipo de “arena” que se fabrica a partir de papel de diario reciclado. Es una solución más que ecológica. Su método de fabricación a partir del papel de diario reciclado es totalmente seguro para el medio ambiente. La forma más conveniente de deshacerse de esta “arena” sería sacarla una vez a la semana con el resto de la basura para que el camión se la lleve. Es biodegradable, por lo que no impactará de forma negativa.

El papel de diario reciclado no se rompe tan fácilmente como el papel higiénico, así que tirarlo por el inodoro no es una opción ideal para tus cañerías y tu sistema de desagüe. A pesar de que algunas marcas dicen que sus productos son aptos para la eliminación a través del desagüe, deberás tener precaución si eliges este método, y estar preparado para pagar cubrir los costos de algunas cañerías tapadas.

Quizás la mejor forma de lidiar con esta opción es a través del compostaje. Después de todo se trata de un material biodegradable. ¡Podrías aprovechar para cosechar los beneficios de un fertilizante natural y gratuito hecho en casa!

  • Arena de arcilla: desechar cúmulos en bolsas gruesas
Pala de arena para gatos de metal
foto por: Pam Walker, Shutterstock

Meter la arcilla en una bolsa bien gruesa (o una bolsa doble) con una pala es la única forma correcta de desechar cúmulos de arena de arcilla, ya que es un material que no se descompone.

Así es como debes hacerlo:

  • Junta los terrones de arcilla utilizando una palita recolectora.
  • Coloca los cúmulos en una bolsa de basura gruesa o doble.
  • Ata la bolsa asegurándote de que quede bien cerrada para que los desechos no se caigan y evitar malos olores.
  • Tira la bolsa en un cesto de basura ubicado en el exterior para evitar acumular gérmenes, bacterias y olores en el ambiente de tu casa.
  • Limpia la palita con desinfectante o lavandina después de cada uso, y guárdala en una bolsa ziploc para evitar que se propaguen las bacterias.

La arena de arcilla tiende a producir un polvo dañino que desparrama por el aire cuando limpias o mueves la caja de arena. Como medida adicional de precaución, utiliza una máscara para evitar inhalar dicho polvo.

Piedras de sílice: recoger con la palita y tirar

arena para gatos de cristal
foto por: Valentina Zavrazhina, Shutterstock

Las piedras sanitarias de sílice deben desecharse usando el mismo método que con la arena de arcilla. Sigue el mismo procedimiento que describimos en el ejemplo anterior.

Afortunadamente, las piedras sanitarias de sílice no producen tanto polvo al momento de limpiar la caja. Aún así, la inhalación de este polvo, por escaso que sea, se asocia con posibles riesgos para la salud. Por esta razón lo mejor es utilizar una máscara cada vez que limpies la caja.

4. Tirar los desechos por el inodoro

Un indoro
foto por: Giorgio Trovato, Unsplash

¿Lo más fácil no sería tirar las heces de tu gato por el inodoro? Por más que sea la opción más fácil no es lo que recomendamos, a no ser que estés seguro de que es apto para tirar por el inodoro y que no existan restricciones para este tipo de prácticas en tu municipio.

Ten en cuenta que si tiras desechos inapropiados por el inodoro corres el riesgo de contaminar tus canales acuáticos, e incluso tapar las cañerías de tu casa. Un problema cuya solución no suele ser precisamente barata.

Antes de decantarte por este método deberás estudiar bien los tipos de arena que admiten este método.

  • Arenas a base de trigo y maíz

Si bien las arenas a base de trigo y maíz podrían llegar a formar algún cúmulo, esto está lejos del problema que la arcilla, el sílice o el papel de diario pueden generar. Por esta razón tirar este tipo de arena por el inodoro es una práctica menos riesgosa.

Existen muchas arenas a base de trigo y maíz que puedes desechar con este método. Como regla general, asegúrate de tirar únicamente pequeñas cantidades cada vez. Nunca tires todo al mismo tiempo, ya que esto incrementará las chances de que se tapen las cañerías.

  • Arenas a base de pino
gránulos para camas de caballos
foto por: Africa Studio, Shutterstock

La arena de pino es otra opción biodegradable que puedes considerar. Está hecha a base de restos de madera de pino. Una ventaja de este tipo de arena es que se une muy bien a los desechos de tu gato. Además, no suele tapar las cañerías y se deshace con facilidad, lo que hace que sea relativamente seguro tirarla por el inodoro.

Aunque no es tan absorbente como la arena de arcilla (esto significa que deberás limpiar la caja de arena más seguido), tiene buena fama por ser amigable con el medio ambiente y fácil de desechar.

  • Evita las arenas aglutinantes
Arena aglomerante para gatos
foto por: Shutterstock, Boibin

Por ningún motivo debes tirar este tipo de arena por el inodoro. En general hacemos referencia a las piedras de sílice y a la arcilla.

Tanto las piedras de sílice como la arcilla son muy absorbentes, por lo que son excelentes a la hora de mantener la caja seca y evitar la propagación de olores. Sin embargo su gran capacidad de absorción no es una característica deseable cuando hablamos del interior de una cañería llena de agua. Los cúmulos de arcilla y sílice se pueden hinchar drásticamente, llegando a tapar el sistema de desagüe.

Por lo cual la mejor manera de desechar la arena de arcilla y las piedras de sílice es tirarlas al cesto en una bolsa de basura. Nunca la tires por el inodoro.

Para terminar

Es importante mencionar que el desecho apropiado de la arena de tu gato es tan fundamental como elegir el tipo de arena más apropiada. Si todas las opciones fallan, todavía está la opción de enseñarle a tu gato a usar el baño.

  • En la medida de lo posible, utiliza arena y bolsas
  • Usa una bolsa doble o más gruesa si la arena que utilizas es muy densa.
  • Acostúmbrate a compostar.
  • No tires la arena por el inodoro amenos que se complan las siguientes condiciones: (a) que la etiqueta diga que la puedes desechar por el inodoro, (b) que el sistema de desagüe cloacal de tu ciudad lo pueda manejar estos desechos y (c) que estés lejos de las principales vías acuáticas.

Ahora que sabes cómo deshacerte de los desechos de tu gato dependiendo del tipo de arena que utilices, podrás ayudar a hacer del mundo un lugar más habitable. Si tienes preguntas o alguna historia para contar, no dudes en dejar un comentario más abajo.

[/su_list]

Crédito de Imagen Principal: New Africa, Shutterstock

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.