Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

Morkie (híbrido de bichón maltés y yorkie): información, fotos, datos y rasgos

Nicole Cosgrove Profile Picture

By Nicole Cosgrove

Morkie sitting on floor

Altura: 23-30 cm
Peso: 4-6 kg
Esperanza de vida: 10-13 años
Colores: Blanco, negro, marrón, fuego
Ideales para: Solteros, jubilados, familias con niños mayores, aquellos que buscan compañía
Temperamento: Inteligente, juguetón, enérgico, bueno, a veces terco

El morkie es un híbrido que nace a partir del cruce de bichón maltés y yorkie terrier. Estos perritos tienen mucho carácter y tienden a ser juguetones y atentos. Pueden vivir en apartamentos tanto como en casas con patios grandes, no demandan mucho ejercicio pero ladran bastante. Al ser perros de compañía, también exigen mucha atención.

Como ya dijimos, no demandan mucho ejercicio, pero se vuelven destructivos si no se ejercitan en lo absoluto: es suficiente con un paseo corto al día. Dejando de lado su carácter juguetón, son muy frágiles y delicados, por lo que no es el perro ideal para familias con niños pequeños.

Si buscas un cachorro juguetón que requiere poco ejercicio y se adapte a cualquier estilo de vida, el morkie podría ser tu compañero soñado. Pero si buscas un perro que disfrute la compañía infantil y soporte paseos largos y agotadores, quizás debas buscar una raza que se adapte mejor a tus necesidades.

Divider 1

Cachorros de morkie

Morkie envuelto en rosa.
foto por: JStaley401, Shutterstock
Energy
Trainability
Health
Lifespan
Sociability

Divider 8

3 datos poco conocidos

1. El bichón maltés es propenso a insolarse

Esto tiene varias explicaciones. El pelo blanco no ofrece mucha protección contra los rayos del sol, mientras que el pelo dividido de la raza significa que su piel está expuesta a la luz solar directa siempre que esté afuera. Además, los perros con pelo (en lugar de pelaje) son más susceptibles a la insolación porque no están protegidos de los rayos UV. Por último, el sol puede reflejarse en las superficies, provocando quemaduras en el vientre y alrededor de la nariz.

Las quemaduras solares no sólo producen descamación, picazón y decoloración cutánea, sino que también pueden quemar el pelo y dañarlo. Además, se sabe que el carcinoma de células escamosas es un cáncer de crecimiento lento pero agresivo producto de la sobreexposición al sol.

Compra y aplica protector solar, limita el tiempo que tu perro está al sol y asegúrate que tu morkie beba mucha agua durante el verano.

Los yorkshire terriers padecen lo mismo: tienen pelo en lugar de pelaje, poca cobertura alrededor de la nariz y están cerca del suelo, o sea, son sensibles a la radiación térmica. El color de su manto es lo único que los salva porque es marrón oscuro y negro y los protege un poco.

Tu morkie, independientemente del color de su pelo, necesitará tu ayuda para que no sufra los efectos negativos de las quemaduras solares.


2. El morkie es una gran mascota familiar

Se considera una mascota increíble. Se lleva bien con personas de todas las edades y se integra en hogares con otros perros y gatos, aunque el éxito depende de cada uno.

Son inteligentes y juguetones, por eso se llevan bien con los niños y aprenden rápido. Debes tener cuidado con los perros pequeños porque los niños suelen tener una “mano pesada”, y podrían lastimarlos y provocar que muerdan. Pero, si buscas la mascota familiar perfecta, el morkie puede ser la mejor opción.


3. El yorkie es una raza toy

El yorkshire terrier proviene de Yorkshire, Inglaterra, aunque se crió con sangre escocesa. En el siglo XIX viajaron de Inglaterra a Estados Unidos. Se cree que los trajeron los trabajadores de una fábrica de molinos. No se sabe a ciencia cierta, porque según los historiadores, los hombres que los trajeron tendrían poca educación y no sabrían escribir. Se usaban para cazar ratas y otras alimañas, pero también como mascota de compañía.

Entra en la categoría de toy porque es una de las razas más pequeñas del mundo.

Toy son aquellas razas cuyo tamaño se redujo para que fueran más fáciles de sostener y más cómodas para tener sobre el regazo. El bichón maltés es un poco más grande que el yorkie, pero sólo unos 2 cm. Este híbrido es lo suficientemente pequeño como para tener en tus manos, pero tiene una gran personalidad.

Los padres del morkie. Izquierda: bichón maltés | Derecha: Yorkshire terrier
Los padres del morkie. Izquierda: bichón maltés | Derecha: Yorkshire terrier

Divider 3

Temperamento e inteligencia 🧠

El morkie es un perro hermoso que se crió para acompañar. Es muy fiel y cariñoso, se dice que es la sombra de su dueño porque lo sigue día y noche. Si decides comprar uno, tendrás que acostumbrarte a mirar detrás de ti para no pisarlo. Esta raza sufre del “síndrome del perro pequeño”. Puede que sean chiquitos, pero no se dan cuenta. Ladran a los perros más grandes porque quieren jugar con ellos. De hecho, chillan por todo. No son buenos perros guardianes porque son diminutos y alertan ante cualquier persona.

¿Son buenos para la familia? 🏡

Se llevan bien con los adultos y los niños. De hecho, se llevan bien con todos; sin embargo, pueden desconfiar de los niños pequeños, en especial si le han tirado de las orejas o la cola anteriormente. Si tienes infantes, debes supervisar el tiempo que pase con el perro para que no le haga daño. En general, esta raza se lleva mejor con niños mayores que entiendan cómo jugar con perros pequeños.

Tienden a apegarse a una sola persona de la casa y convertirse en su sombra. Les va mejor conviviendo con una sola persona, por eso son una buena opción para personas mayores o que viven solas.

¿Se llevan bien con otras mascotas? 🐶 😽

El morkie es un perro de compañía. Se vincula demasiado a su dueño y no le gusta que otros animales reciban la atención que le pertenece a él. Los celos los manifiesta al estilo morkie: ladrando. Pero, en casos extremos, pueden morder. También tienes que tener en cuenta que el morkie no es más grande que un gato pequeño y, si el gato manda en casa (como suele ocurrir), tu morkie puede recibir arañazos en la nariz o en los ojos.

A pesar de su tamaño, es un ratonero. Se crió para perseguir animalitos, así que ten cuidado si tienes mascotas pequeñas porque tu morkie podría conservar su instinto de caza. Si tienes cobayos, hámsteres o cualquier otro ser chiquito, asegúrate de supervisarlos si los sacas de la jaula.

Divider 4

Cosas a tener en cuenta

El morkie es un cachorro muy deseado porque es juguetón y enérgico. No es el más adecuado para familias con niños muy jóvenes, pero sí es un compañero excepcional para los solteros y los ancianos (porque no demanda mucho ejercicio). Dicho esto, hay que tener en cuenta varios factores antes de llevar uno a casa.

Requerimientos nutricionales 🦴

El morkie es un perrito cuyas necesidades energéticas van de medias a altas. También suelen tener un apetito voraz y se dan atracones de croquetas. Por eso, debes alimentarlo con diligencia, dándole la cantidad adecuada y sólo a la hora de comer. Es muy fácil sobrealimentarlos porque son diminutos, sobre todo si le das golosinas. Dale entre ¾ de taza y una taza por día, dependiendo de su edad y tamaño. Si utilizas golosinas para adiestrarlo, asegúrate de que sean sanas y tengan pocas calorías; también descuéntalas de su ración diaria. Dado que el morkie tiene tendencia a comerse todo, evita dejarle comida entre horas y ofrécele dos comidas al día en horarios fijos.

Asimismo, la alimentación es proporcional a la edad del perro. Los cachorros necesitan más proteínas porque les ayudan a desarrollar los músculos, mientras que los ancianos necesitan menos porque no tienen tantas posibilidades de quemar el exceso.

Ejercicio 🐕

Los morkies son pequeños perros enérgicos, pero el énfasis está en la palabra “pequeños”. Necesitan hacer ejercicio todos los días, pero es suficiente con un paseo de 30 minutos. Mucha gimnasia podría causarle lesiones o enfermedades; mientras que poca gimnasia podría dar como resultado un perro aburrido y destructivo.

Son terriers por naturaleza, es decir, tienen energía para quemar. Les va genial en circuitos de agility, donde demuestran su increíble destreza en el salto, así como su energía ilimitada.

Morkie sentado en el pasto con la cabeza inclinada hacia la izquierda.
foto por: Anne Richard, Shutterstock

Adiestramiento 🦮

Los morkies (como cualquier terrier) son un poco testarudos. Quieren complacer a sus dueños, siempre y cuando los complazca a ellos también. Dicho esto, son perros inteligentes y felices y, mientras evites su terquedad, serán fáciles de adiestrar (sobre todo si el adiestramiento se basa en golosinas).

Cuidado y aseo ✂️

Los morkies sueltan poco pelo. Suena a que son fáciles de mantener porque habrá menos pelo en el piso y en la ropa. Pero en realidad, significa que demandará cepillados más frecuentes y minuciosos. Prepárate para cepillarle el pelo todos los días. Así eliminarás el pelo suelto y evitarás que su manto se enrede y anude. También crece varios centímetros en poco tiempo, siendo muy molesto alrededor de los ojos. Recórtale el pelo cada dos meses para que pueda ver por dónde camina.

La higiene dental es vital para todas las razas, sobre todo para las más pequeñas porque son más propensas a las enfermedades bucales. Por lo tanto, deberás cepillar suavemente sus dientes al menos dos veces por semana. Es mejor comenzar cuando son cachorros para que se acostumbren y no tengan miedo.

También tendrás que recortar sus uñas porque les duele caminar si están muy largas. Si las oyes contra pisos de madera o laminados, es hora de cortarlas. Esto puede ocurrir cada uno o dos meses. Pero si suele caminar sobre cemento, pasará más tiempo.

Problemas de salud ❤️

Son más susceptibles a ciertas enfermedades principalmente porque son minúsculos. Las afecciones más comunes son las siguientes:

Problemas leves
  • Hernias
  • Descamación
Problemas graves
  • Colapso traqueal
  • Glaucoma
  • Hipoglucemia

Divider 5

Macho vs. hembra

Como siempre, el macho es un poco más alto y pesado que la hembra. Algunos afirman que los machos son más dominantes y exigentes, mientras que las hembras tienden a ser más independientes. No obstante, depende del perro, no del sexo.

Divider 3

Últimos Comentarios

El morkie es un híbrido de diseño que se creó cruzando al bichón maltés con el yorkshire terrier. Estas dos razas son muy populares de por sí y el cruce resultante es igual de popular. Son perritos alegres y vivaces y son los favoritos de todos. Son adecuados para niños mayores, pero es mejor no tener un perro diminuto cuando se tienen niños muy pequeños.

Son ruidosos y se aferran emocionalmente a su dueño. No demanda mucho ejercicio porque es chiquito. Y si puedes superar la terquedad que caracteriza a los terriers, descubrirás que tu morkie es un perrito muy fácil de adiestrar.

Si tu hogar es tranquilo y te desvives por las mascotas, y si buscas un perro que sea tu sombra, ¡el morkie es el compañero perfecto!


Crédito de Imagen Principal: Ursula Page, Shutterstock

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.