Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

¿Por qué los gatos entierran sus cacas? 3 razones de este comportamiento

Oliver Jones

By Oliver Jones

Gato con manchas color canela y marrones removiendo su arenero

Tanto si lo hacen en el arenero como en el jardín, todos hemos visto a nuestros gatos enterrar cuidadosamente sus cacas, y es un comportamiento que puede parecer realmente extraño. Pero enterrar los desechos no es nada raro o poco común en la naturaleza; se sabe que muchos otros animales hacen lo mismo. Por suerte, este comportamiento es perfectamente normal en los gatos, ¡no hay por qué preocuparse!

A pesar de esto, el comportamiento es bastante curioso, y puede que te hayas preguntado por qué lo hacen exactamente los gatos. Veamos las tres razones de algo tan extraño pero perfectamente normal.

Las 3 razones más comunes por las que los gatos entierran sus cacas

1. Territorio

En la naturaleza, los grandes felinos están en la cima de la cadena alimentaria y, como tal, están en constante lucha por el territorio y la dominación. Los leones, leopardos y guepardos no tienen depredadores naturales de los que preocuparse, por lo que no necesitan preocuparse de esconder sus cacas. Por otra parte, los gatos más pequeños, como los felinos domésticos o los gatos monteses, son extremadamente vulnerables a estos superdepredadores; por ello, entierran sus cacas para que los felinos más grandes sepan que no son una amenaza y no suponen un desafío territorial. Este hábito se ha transmitido a través de generaciones de gatos y todavía forma parte de sus instintos naturales a día de hoy.

Gato atigrado de color crema removiendo su arenero de color azul
foto por: xamnesiacx84, Shutterstock

2. Depredadores

Aunque las disputas territoriales con gatos más grandes son ciertamente una preocupación, hay más cosas en la naturaleza de las que los gatos más pequeños tienen que preocuparse. Los depredadores son una amenaza constante y mortal, sobre todo si una gata pequeña tiene una camada de gatitos cerca. Los depredadores tienen un agudo sentido del mundo que les rodea, y olores como la caca o la orina son una señal evidente de que hay un gato pequeño en la zona. Por esta razón, los gatos pequeños entierran sus cacas en un intento de pasar desapercibidos y no atraer a los depredadores más grandes.


3. Genética

Tu gato domesticado aún tiene mecanismos de supervivencia en su ADN y ciertos hábitos son puramente instintivos. Como ya sabes, no hay grandes depredadores ni grandes felinos merodeando por el vecindario (con suerte), así que ¿por qué tu gato sigue enterrando sus cacas? Tu gato no está tan seguro como tú de que no haya depredadores, y probablemente te ve como el miembro dominante de la casa. Seguirán enterrando sus cacas para evitar conflictos. Es una parte de sus instintos que probablemente no desaparezca.

Además, los gatos son muy exigentes con la limpieza y puede que entierren sus cacas para mantener el olor lejos de sus sensibles y pequeñas narices.

Gato atigrado sentado sobre un arenero junto a otro
foto por: Davynia, Shutterstock

¿Y si tu gato no entierra sus cacas?

Dado que enterrar las cacas es un comportamiento tan normal en los gatos, puede haber un problema si tu gato no lo hace. Incluso en un hogar doméstico tranquilo y libre de depredadores, la mayoría de los gatos siguen considerándose subordinados de sus dueños humanos. Los gatos que evitan utilizar el arenero pueden sentirse dominantes sobre su dueño o, posiblemente, sobre otro gato de la casa y no es más que una manera de afirmar ese dominio. Dicho esto, es más probable que ese comportamiento se deba a problemas como la falta de adiestramiento o a que algo vaya mal en su arenero. Incluso puede deberse a una enfermedad.

Los gatos también aprenden este comportamiento observando a sus madres; por ello, los gatitos separados de sus madres demasiado pronto pueden no haber tenido ocasión de aprender de ellas. Sin embargo, este comportamiento es en gran medida instintivo, por lo que es una posibilidad poco probable. Hay muchos otros problemas asociados al arenero: a tu gato puede no gustarle el tacto de cierta arena o dónde esté situada, por lo que evitará usarla.

Probablemente, no haya nada de qué preocuparse si tu gato no entierra sus cacas. Los gatos son notoriamente quisquillosos y el menor problema puede estar impidiendo ese comportamiento.

Razones por las que su gato podría no estar enterrando sus cacas
  • Están marcando su territorio
  • Tienen un problema médico
  • Intentan establecer su dominio
  • No han sido adiestrados por su madre
  • Problemas con la caja de arena: esta sucia, es demasiado pequeña o esta siendo compartida con otros gatos.

Puedes intentar entrenar a tu gato para que entierre sus cacas, pero a menos que exista un problema médico, no hay mucho que pueda hacerse. Si el problema es la caja de arena, puedes limpiarla a diario para asegurarte de que tu mascota tiene un lugar limpio donde defecar.

Últimas reflexiones

Enterrar las cacas puede parecer un comportamiento algo extraño para un gato doméstico, pero si tienes en cuenta sus antepasados, el linaje de tu gato y el hecho de que en otro tiempo fueron animales salvajes que necesitaban valerse por sí mismos, el comportamiento cobrará más sentido. ¡Ahora puedes estar tranquilo sabiendo que el hecho de que tu gato entierre sus cacas es un comportamiento perfectamente normal!


Crédito de Imagen Principal: Mikhail Olykainen, Shutterstock

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.