Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

Arena aglomerante vs. no aglomerante: principales diferencias (fotos e información)

Ashley Bates

By Ashley Bates

Dos fotografías. A la izquierda, arena aglomerante. A la derecha, arena no aglomerante

Comprar una arena adecuada para tu gato puede ser todo un reto, sobre todo si no sabes qué le gusta más a tu minino. Tú y tu gato tendrán que ponerse de acuerdo, ya que es probable que no tengan las mismas ideas en mente.

Es difícil saber en qué se diferencian porque se comercializan infinidad de productos. Si deseas conocer las distintas arenas, sigue leyendo.

Diferencias visibles

Dos fotografías, una frente a la otra. A la izquierda, una pala con arena aglomerante sucia. A la derecha, las patas de un gato escarbando arena azulada.
foto por: (L) Boibin, Shutterstock, (R) Natalia-Hrynovets, Shutterstock
Aglomerante
  • Se forma naturalmente con los desechos del gato
  • Fácil de tamizar
  • Mucha variedad
  • Mayor rastreo
  • Absorbente
  • Fácil de recoger
  • Polvorienta
No aglomerante
  • No se forma con los desechos del gato
  • Difícil de limpiar
  • Menos variedad
  • Menor rastreo
  • No absorbente
  • No se puede recoger
  • Menos polvorienta

Arena aglomerante

Esta es una elección cómoda y popular, pues muchos afirman que el proceso de limpieza es más sencillo. Por supuesto, cada marca es diferente y ofrece distintas ventajas y desventajas a tener en cuenta.

Están disponibles en varios aromas, tamaños de gránulos y texturas. La arena se adhiere rápidamente a los excrementos, formando una barrera a su alrededor. Esto ayuda a evitar que los desechos se esparzan por el arenero y lo mantiene fresco durante más tiempo.

Normalmente, estos productos contienen un tipo de sustancia química llamada bentonita que es responsable del efecto. Sin embargo, puedes optar por alternativas sin sustancias químicas cuyas propiedades aglomerantes son naturales.

La arena aglomerante es muy buena para contener y empaquetar líquidos, pero también es más polvorienta porque las partículas son más pequeñas. Esto, a su vez, conduce a un mayor rastreo, quedando atrapado en las patas de tu gato.

Los 5 tipos de arenas aglomerantes

Las más comunes incluyen:

1. Arcilla

Alguien recolectando arena de gato.

Esta ha sido una opción popular durante años porque es barata y los gatos se sienten atraídos por ella de forma natural. Muchas arcillas contienen sílice, que es un carcinógeno, por lo que siempre hay que tener cuidado y leer los ingredientes.

  • Absorción: alta
  • Control de olores: alto
  • Polvo: no es típico
  • Rastreo: alta
  • Recolección: fácil

2. Trigo

Granos de trigo en una fuente.

El trigo es un nuevo tipo de arena que está de moda y no daña a las mascotas. Gracias a sus pequeños gránulos absorbentes, se adhiere bien a los excrementos en cuestión.

  • Absorción: alta
  • Control de olores: Moderado
  • Polvo:
  • Rastreo: alta
  • Recolección: moderado

3. Maíz

Granos de maíz.
foto por: Nynke van Holten, Shutterstock

El maíz es una alternativa muy segura. Es muy poderoso y natural, pues se une naturalmente a los desechos.

  • Absorción: baja a moderada
  • Control de olores: bajo
  • Polvo:
  • Rastreo: moderada
  • Recolección: moderada

4. Tofu

Pequeños palitos de tofu.

Sí, leíste bien: el tofu es una buena opción. Está hecho de restos de judías. Además, es comestible, o sea que es perfectamente seguro.

  • Absorción: alta
  • Control de olores: alto
  • Polvo:
  • Rastreo: baja
  • Recolección: fácil

5. Madera

Pequeños trozos de madera en una caja de arena verde.
foto por: Maryia_K, Shutterstock

Los pélets de madera se compactan muy bien con los desechos, pues es una opción accesible y ecológica. Además, los pélets suelen tener un rastreo muy bajo, ya que los trozos son demasiado grandes para aplastarlos con los dedos.

  • Absorción: alta
  • Control de olores:  moderada
  • Polvo:
  • Rastreo: no
  • Recolección: fácil

Echemos un vistazo a este desglose. He aquí lo bueno y lo malo de la arena aglomerante:

Ventajas
  • Se condensa alrededor de los desechos
  • Fácil de tamizar y limpiar
  • Disponible en materiales naturales
  • Variedad
  • Evita que los residuos se depositen al fondo del arenero.
Desventajas
  • Algunos productos contienen sustancias químicas o aditivos nocivos

Arena no aglomerante

Estas tienen una composición diferente. En lugar de tener propiedades naturales o químicas que hagan que los desechos y la arena se unan, la arena no aglomerante deja que la orina se absorba, pero no se une a las partículas.

Si bien esto no es un problema cuando tu gato va de cuerpo, la orina puede plantear un reto muy distinto. A veces, esta se asienta en la parte superior, acumulándose antes de hundirse lentamente. Y cuando limpies el arenero, tendrás que cambiarlo entero, ya que las partículas empapadas de orina se mezclan.

Pero las arenas no aglomerantes tienden a ser menos polvorientas que otras opciones, siendo ventajosa si tienes un gatito sensible. Los gránulos son más grandes y se reducen las partículas pequeñas y los trozos en suspensión.

Los 5 tipos de arena no aglomerante

Vienen en todo tipo de envases lindos:

1. Arcilla

Aglomeración de pequeñas piedras de arcilla.
foto por: BW Folsom, Shutterstock

La arcilla probablemente sea de las más comunes, tanto aglomerante como no. Una desventaja importante de esta arena es que la orina se acumula por doquier, dificultando su tamizado.

  • Absorción: baja
  • Control de olores: moderado
  • Polvo: normalmente
  • Rastreo: bajo
  • Recolección: moderada

2. Pino

Pino triturado.
foto por: Yulia Gust, Shutterstock

Las virutas o gránulos de madera de pino tienen un olor exquisito y proporcionan un lecho no aglomerante fresco. Suele ser muy absorbente y resistente a los olores.

  • Absorción: moderada
  • Control de olores: moderada
  • Polvo: poco
  • Rastreo: moderado
  • Recolección: difícil

3. Materiales reciclados

Papel triturado.
foto por: Indre Pau, Shutterstock

Puedes encontrar todo tipo de opciones recicladas en las arenas no aglomerantes. Estas selecciones son una forma estupenda de dar las gracias al medioambiente. Sin embargo, se cambian más seguido.

  • Absorción: moderado
  • Control de olores: bajo
  • Polvo: poco
  • Rastreo: bajo
  • Recolección: difícil

4. Pélets de papel

Pellets de papel grises.

Esta es otra opción segura y ecológica. Sin embargo, el papel se satura rápidamente y no dura mucho.

  • Absorción: alta
  • Control de olores: bajo
  • Polvo: poco
  • Rastreo: bajo
  • Recolección: difícil

5. Gel de cristal de sílice

Patas de gato dentro de caja de arena.
foto por: Natalia Hrynovets, Shutterstock

Aunque hemos mencionado que la sílice puede ser peligrosa, estas arenas están especialmente formuladas para ser súper seguras. Utiliza cristales para absorber los líquidos y combatir los olores.

  • Absorción: alta
  • Control de olores: bajo
  • Polvo: poco
  • Rastreo: bajo
  • Recolección: difícil

¿Cuál es mejor?

Tenemos que ser sinceros: la arena aglomerante. Es fácil de limpiar, lo que permite que dure más. Además, los gatos son criaturas muy limpias, por lo tanto, pretenden que su arenero esté en perfecto estado.

En Conclusión

Así pues, hemos descubierto que la principal diferencia entre las arenas aglomerantes y no aglomerantes es justamente eso: una aglomera la humedad y los residuos, mientras que la otra no. Creemos que la aglomerante es mejor porque recogerla es simple y son superabsorbentes e higiénicas.

Sin embargo, las no aglomerantes no suelen dispersarse tanto ni dejar mucho polvo, algo que a mucha gente le interesa. A veces, es posible encontrar la combinación perfecta en cualquier tipo de arena. Al final del día, depende de ti: ¿cuál prefieres?


Crédito de Imagen Principal: (L)Maryia_K, Shutterstock, (R) Yulia Gust, Shutterstock

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.