Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

10 cosas que debes saber antes de comprar un pastor alemán

Hallie Roddy

By Hallie Roddy

Joyful teens with lovely pet German Shepherd

No existe nada más emocionante que traer un cachorro nuevo a casa. Un nuevo integrante se suma a la familia, y seamos honestos, ¿a quién no le encanta observar esas lindas patitas y orejas aún por crecer? Mucha gente ama a los pastores alemanes porque son leales y valientes, pero aquellos que nunca tuvieron uno no saben qué esperar. Antes de adoptar uno hay que considerar varias cosas.

divider 10

Las 10 cosas que debes saber de un Pastor Alemán

1. Son muy inteligentes.

Pastor acostado sobre arena.
foto por: Christel SAGNIEZ, Pixabay

Se sabe que son perros inteligentes, pero la mayoría no comprende lo brillantes que son. Los pastores alemanes se dan cuenta de todo. Tu rutina diaria, los comandos y las expectativas del hogar son cosas muy básicas para ellos. Asegúrate de tener un plan de adiestramiento, sobre todo si nunca habías tenido uno. La inteligencia va de la mano con mucha terquedad. Si no eres firme y constante, lo captarán y se aprovecharán cuando quieran. Sin embargo, son tan complacientes que si te mantienes firme, te harán caso en poco tiempo.


2. Necesitan estimulación mental.

Pastor acostado en el césped con soga de colores.
foto por: Jim Sluder, Pixabay

Las caminatas largas son suficientes para cansar a muchos perros, pero los pastores alemanes son tan inteligentes que necesitan más actividad física. Son perros de trabajo y se benefician cuando hay un desafío mental además de físico. Para cansarlos de verdad, tienes que estimularlo física y mentalmente.


3. Tienen mucha energía.

Pastor corriendo sobre la arena.
foto por: Niels Hansen, Pixabay

Seguro ya lo sabías, pero ojo, no subestimes la cantidad de energía que tienen. Si no tienes un patio grande donde pueda correr y jugar, llévalo al parque. Muchos sacan provecho de los circuitos de agility, que le proveen la cantidad necesaria de ejercicio. Cuando lo mantienes estimulado, es menos probable que destruyan la casa y se porten mal.


4. Aman a sus dueños sin límites.

Mujer con un pastor en la arena.
foto por: cynoclub, Shutterstock

Los pastores alemanes se vinculan estrechamente con un miembro de la familia en especial. Son perros que aman, no luchan. De día quieren trabajar tanto como puedan, pero de noche, sólo querrán acurrucarse contigo.


5. Tienen el mejor oído.

Pastor mirando a la cámara con la boca abierta.
foto por: Capri23auto, Pixabay

¿Qué otra cosa esperabas con esas orejas gigantes? Esos oídos de radar escuchan hasta los sonidos más débiles y siempre están ansiosos por escuchar tu voz. Con suerte, notarás algunas inclinaciones de cabeza que te mostrarán cuán atentos son en realidad.


6. Solían ser perros guardianes.

Pastor con un rebaño de ovejas.
foto por: vz maze, Shutterstock

Originalmente, se criaban para proteger los campos de ovejas y vacas. Cada vez que un intruso o depredador entraba en su tierra, de inmediato le advertían a su cuidador. Sin el adiestramiento adecuado, ese comportamiento puede tornarse territorial y agresivo hacia otros perros y extraños. Si está bien adiestrado, no hay nada de que preocuparse.


7. Son muy apegados.

Mujer acostada en un sillón con su pastor.
foto por: Sam Wordley, Shutterstock

No mentimos cuando te dijimos que eran perros fieles. Nos atrevemos a decir que es un defecto que sean tan dedicados y pegajosos. No todos son dependientes, pero no te dejarán solo ni a sol ni sombra.


8. No siempre los permiten.

Pastor acostado sobre sillón gris.
foto por: New Africa, Shutterstock

Los propietarios no siempre los permiten en un inmueble. Si los dejas solos, tienden a ladrar y aullar. Es agradable saber que te extrañan, pero te echarán de todos lados por molestar a los vecinos.


9. Son más apropiados para gente experimentada.

Hombre sentado en una roca con su pastor.
foto por: nori jaafer, Pixabay

Los pastores alemanes son incontrolables. Muchos principiantes piensan que su belleza es suficiente para comprometerse con su crianza y no siempre es así. Son perros que necesitan dedicación y adiestramiento constantes. De lo contrario, podrían resultar agresivos y destructivos.


10. En pareja todo es mejor.

Pastor acostado en el pasto al lado de un labrador.
foto por: Alexander Ishchenko, Shutterstock

Son tan sociables que si conviven con otros perros les irá genial. Otras mascotas los mantienen entretenidos mientras tú no estás y evitan que desarrollen ansiedad y depresión.

Divider 5

Ideas finales

Es cierto que los pastores alemanes son animales fantásticos, pero no se adaptan a cualquier estilo de vida. A la hora de tener un perro, la experiencia debe ser buena para ambas partes. No será la mejor relación si no puedes darle todo lo que necesita.


Crédito de Imagen Principal: Vagengeim, Shutterstock

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.