Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

18 razas de perros matones

Nicole Cosgrove Profile Picture

By Nicole Cosgrove

rottie puppies

Un “bully dog” no es una raza de perro sino una categoría entera. Es probable que ya hayas oído este término, sobre todo asociados a razas como el bulldog inglés o el pit bull terrier americano, pero hay una gran variedad de otros tipos de perros que pueden ser abarcados por esta definición, como, por ejemplo, los bóxer.

Todos estos perros pueden clasificarse como “bully dogs”, porque son descendientes de los molosos, que eran grandes perros musculosos originarios de Grecia. Tienen orejas pendientes y que les dan una expresión un poco interrogativa, que muchos perros todavía tienen.

Estos perros grandes eran criados para desarrollar todo tipo de tareas, como proteger animales y defender una propiedad. Luego, muchos fueron criados para deportes como el cebo de toros, actividad de la que heredaron su nombre (“bull”, en inglés, significa “toro”; “dog”, “perro”). Finalmente, estos deportes fueron prohibidos y, ya por ese entonces, muchos de estos perros eran criados como animales de compañía.

Pero, al estar tan metidos en ese tipo de deportes, empezaron a ser considerados, por muchos, perros agresivos. A pesar de estos rumores, estos perros no son más agresivos que los demás, sobre todo si están entrenados correctamente.

Abajo hemos hecho una lista sobre las razas de “bully dogs” más populares. Es probable que sean más pero la proveniencia genética de muchas razas de perros es un poco confusa, así que hemos anotado solo las que, sin lugar a dudas, descienden del moloso.

Divider 8

Las 18 razas de perros matones

1. Bulldog americano

Tres Bulldogs americanos sobre el césped
foto por: atsme, Pixabay

El bulldog americano es un descendiente del bulldog inglés, que evolucionó cuando llegó a América. Eran criados para realizar todo tipo de tareas, como guardianes de propiedades y compañeros de caza, para la cual eran especialmente conocidos como cazadores de jabalíes.

Hubo muchas diferencias entre los nombres de esta raza, por este motivo, puede que los conozcas como “white english southern bulldog”o “bulldog”.


2. Staffordshire terrier

Dos perros Staffordshire terrier jugando en el pasto
foto por: Myriams-Fotos, Pixabay

Estos terrier son perros fuertes y musculosos. Miden unos 43-48 centímetros de altura al hombro y su cabeza se ve como la de los otros bulldog. Son bastante agraciados a pesar de su pose un poco rechoncha.

Es un perro que tiene personalidad, así que son perfectos para aquellos que quieren un perro con carácter. Se entrenan muy bien y les gustan los desafíos. Tienen un poco de mala reputación pero no son más agresivos que el resto de los perros.


3. Boston terrier

Boston Terrier
foto por: safepaws, Pixabay

Estos perros un poco más pequeños se ven un poco distintos de las otras razas de bully-dogs, pero son bulldog de cabo a rabo. Son conocidos por su coloración estilo esmoquin, generalmente en blanco y negro. Tienen cabezas cuadradas y hocicos cortos, como la mayoría de las razas en esta lista.

Contrariamente a la mayoría de los bully-dogs, pueden vivir tranquilamente en la ciudad, son muy pequeños y manejables, pero no por esto no son robustos.


4. Boxer

Un perro Boxer
foto por: Meli1670, Pixabay

Es uno de los perros más populares de la lista. Los machos pueden llegar a medir 64 centímetros, mientras que las hembras suelen ser un poco más pequeñas. Son musculosos y robustos y, como fueron criados para ser atléticos, es mejor hacerlos entrenar un poco cada día.

Son muy pacientes pero pueden ser muy protectivos en ciertos contextos. Son animales excelentes para familias con niños, pero es mejor enseñarles a socializar desde pequeños para que aprendan a controlar sus instintos protectores.


5. Bullmastiff

Un perro Bullmastiff acostado sobre su cama
foto por: michalk37, Pixabay

No es tan grande como un mastín, pero puede llegar a pesar unos 45 kilos, que no es nada de lo que burlarse. Tienen cabeza grande y ojos oscuros. Son renombrados por su increíble instinto protector, además de ser buenos perros de compañía.

Son perros en los cuales se puede confiar, necesitan de socialización y entrenamiento.


6. Bull terrier

Bull Terrier
foto por: I_Love_Bull_Terriers, Pixabay

Son famosos por su cabeza ovalada y el hocico largo. Generalmente son blancos pero pueden ser también de otros colores.

Fueron perros criados para trabajar, así que necesitan ejercicio físico. Entrenarlos de pequeños es fundamental, porque traen grandes beneficios de la socialización. Les encanta pasar tiempo con las familias y tienen una linda personalidad.


7. Mastín italiano

Mastín Italiano comiendo pasto
foto por: Winsker, Pixabay

Es un perro grande, que puede pesar más de 45 kilos y tiene una cabeza enorme. Como tal vez ya hayas entendido, fueron criados para ser perros guardianes… y todavía no perdieron ese instinto. Son leales, inteligentes y fáciles de entrenar.

Si les enseñas a socializar seguido y desde pequeños, son buenos animales de compañía. La crianza responsable de estos perros es vital.


8. Pastor caucásico

Pastor caucásico en la naturaleza
foto por: DragoNika, Shutterstock

Estos perros se ven diferentes que el resto de la familia “bully”, pero tienen los mismos instintos protectores que la mayoría de los perros en esta lista. No son animales muy comunes, pero, si son entrenados adecuadamente, son buenos perros de compañía.

Estos perros pueden ser de dos tipos. El de montaña tiene pelo muy largo y unos cuantos rollitos, mientras que el de la estepa es un poco más pequeño y tiene pelo corto. Ambos perros pertenecen a la misma raza a pesar de ser distintos.


9. Dogo argentino

Dogo Argentino en la naturaleza
foto por: wsanter, Pixabay

Son animales grandes y robustos, con la conformación física parecida al resto de los bully. Fueron criados para la caza mayor de manadas, así que son muy musculosos y resistentes. Por este motivo, son animales resistentes.

Como compañeros, son perros alertas e inteligentes, que no tienen los instintos guardianes de las otras razas de bully, pero sí tienen mucho instinto de caza.


10. Bulldog inglés

Un bulldog inglés cachorro en el pasto
foto por: BLACK17BG, Pixabay

El bulldog inglés es el bulldog original. Tienen mucha piel suelta sobre su cabeza, el ceño fruncido y un andar ondulante que los distingue. Tienen mantos cortos y brillantes, que pueden ser de distintos colores y patrones.

Son muy tranquilos y tolerantes, pero requieren de caminatas enérgicas con regularidad, así como una dieta bastante estricta, porque tienen predisposiciones hacia algunos problemas de salud. Su hocico corto hace que se sobrecalienten, por lo que no les gustan los climas cálidos.


11. Mastín inglés

Mastín inglés
foto por: griepsma, Pixabay

Es un animal enorme, como los otros mastines. Un macho puede llegar a los 76 centímetros de alto, mientras que las hembras suelen ser un poco más pequeñas. Como pueden pesar más que varios hombres adultos, son muy poderosos. Sus cabezas son gigante, lo que los hace parecer todavía más imponentes.

A pesar de su enorme tamaño, son muy dóciles, pacientes y cariñosos, lo que los hace especiales para las familias con niños. Son muy protectores, pero no necesariamente agresivos hacia los extraños.


12. Bulldog francés

Un bulldog francés acostado en el suelo
foto por: Mylene2401, Pixabay

Son perros un poco más pequeños que los bulldog ingleses. Tienen orejas de “murciélago”y cabeza grande. Tienen un manto brillante que puede ser de colores distintos.

Son animales únicos: ladran poco pero están siempre alerta. Por este motivo, son excelentes perros guardianes, porque sólo ladran cuando necesitan hacerlo. No requieren de mucho ejercicio al aire libre y son la mascota perfecta para muchos tipos de familias.


13. Gran danés

Un perro gran danés blanco y negro en la naturaleza
foto por: David Pegzlz, Shutterstock

No puedes no reconocerlo. Estos perros pueden llegar a medir 80 centímetros al hombro, son muy atléticos y elegantes. El manto puede ser de varios colores, incluyendo el blanco y nergro arlequín.

Son perros adorables, sin dejar de ser buenos guardianes. A causa de su paciencia, son muy buenos con los niños.


14. Mastín napolitano

Un Mastín napolitano con la lengua por fuera
foto por: AS-AT, Shutterstock

Fue descrito como “asombroso” y nosotros estamos muy de acuerdo. Estos perros son enormes, con muchas arrugas colgantes, nobles y dignos.

Fueron criados por sus habilidades de guardia, como puedes imaginar por su gran tamaño. Son dulces y tranquilos la mayor parte del tiempo, pero pueden correr a la acción si es necesario.


15. Antiguo bulldog inglés

Antiguo bulldog inglés sonriendo
foto por: Jaden Cardona Photography, Shutterstock

Es una raza poco común. Son parecidos a los bulldog ingleses, pero se ven más como los bulldog antiguos de 1800. Son muy buenos compañeros y tienen el instinto de trabajar si es necesario. Al haber sido criados para trabajar, son mucho más sanos que el resto de los bulldogs.

Son muy confidentes y amigables. Si te gustan los bulldog pero quieres un perro que sea un poco más saludable, ¡este es tu futuro amigo!


16. Pug

Pug
foto por: skeeze, Pixabay

Los pug son muy populares en Estados Unidos, pero son muy poco sanos. Tienen debilidades hacia varias condiciones, y muchos hasta necesitan pasar por cirugías para poder respirar correctamente.

De todas formas, su talla pequeña los convierte en buenos perros para la ciudad, porque, además, no necesitan de mucho ejercicio físico (y no deben hacerlo por sus problemas de respiración). Viven mejor en climas templados porque les cuesta regular su temperatura corporal.


17. Rottweiler

Rottweiler
foto por: Alexas_Fotos, Pixabay

Son perros imponentes; pueden medir entre los 60 y los 70 centímetros al hombro, pero las hembras suelen ser un poco más pequeñas. Son reconocibles por su manto a bloque de colores y manchas color óxido.

Un rottweiler bien entrenado es confidente y valiente, no agresivo. Fueron criados por sus habilidades como guardianes pero, si bien entrenados, pueden ser también buenos perros de compañía. Les encanta jugar y disfrutar del tiempo en familia.


18. Staffordshire bull terrier

Staffordshire Bull Terrier
foto por: k9arteu, Pixabay

Este perro no es particularmente alto pero puede pesar mucho. El staffordshire bull terrier es bajo y robusto. Tienen algo del bulldog original, pero son un poco más chicos. Sus tendencias agresivas fueron sacadas de la raza, así que hoy son perros muy dulces.

Son buenos compañeros y muy pacientes con los niños.


Crédito de Imagen Principal: kim_hester, Pixabay

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.