Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

Información sobre el pastor alemán: fotos, cachorros, características y datos

Nicole Cosgrove Profile Picture

By Nicole Cosgrove

German Shepherd

Altura: 56 a 61 cm (hembra), 61 a 66 cm (macho)
Peso: 23 a 32 kg (hembra), 30 a 41 kg (macho)
Esperanza de vida: 7 a 10 años
Colores: Negro y fuego, negro y rojo, negro y crema, azul, hígado y fuego, gris, negro, blanco
Ideales para: Familias activas, con niños y espacio
Temperamento: Inteligente, valiente, seguro, versátil, enérgico

El pastor alemán, también llamado alsaciano, es una raza de perro que no requiere presentación. Después de todo, es la segunda raza más popular en EE. UU. según el AKC (American Kennel Club), justo detrás del labrador retriever.

Sin embargo, esa popularidad viene acompañada de diversas opiniones sobre ellos. Han sido una de las razas preferidas durante tanto tiempo que parecen ser todo para todos: algunos los perciben como feroces perros guardianes, mientras que otros los ven como adorables compañeros. Un amante de los perros puede considerarlos como una raza enérgica que tira de la correa con tanta fuerza que es él quien pasea a sus dueños, mientras que otro los valora como los perros de trabajo más inteligentes y entrenables del mundo.

¿Cuál es la realidad detrás de esos emblemáticos rostros negros y fuego, con sus expresivos ojos y sonrisas lobunas? En este artículo, te ofrecemos todo lo que necesitas saber acerca de esta apreciada raza que pasó de los campos a las academias de policía. Nos convertimos en tus detectives caninos, desvelando la información confusa en torno a los pastores alemanes, para que puedas comprender de primera mano cómo es convivir con uno de ellos.

Divider 1

Cachorros de pastor alemán

4 cachorros de pastor alemán.
foto por: Rita_Kochmarjova, Shutterstock

Energy
Trainability
Health
Lifespan
Sociability

Existe mucha confusión en torno a sus famosas orejas puntiagudas. Algunas personas que buscan un pastor alemán con pedigrí creen que están siendo estafadas cuando encuentran un cachorro con orejas caídas y asumen que el criador intenta vender un perro mestizo como si fuera de raza pura.

Por otro lado, hay quienes se indignan pensando que las orejas puntiagudas son resultado de procedimientos quirúrgicos poco éticos, similares a los que se realizan en ocasiones en los dóberman. La “otectomía” es una intervención para que las orejas naturalmente caídas permanezcan erguidas, pero resulta dolorosa e innecesaria.

Ninguna de estas creencias es cierta: todos los pastores alemanes nacen con orejas caídas, las cuales comienzan a levantarse entre las 6 y 14 semanas de vida. Así que no te preocupes, solo dale tiempo.

Divider 8

3 datos curiosos sobre el pastor alemán

1. Desempeñaron un papel importante en ambas guerras mundiales

El pastor alemán fue creado en 1889 por Max von Stephanitz, inicialmente como perro de pastoreo. Con el tiempo, se convirtieron en perros policías, carteros y guardianes. Durante la Primera Guerra Mundial, se unieron al ejército alemán en diversas funciones, como llevar mensajes, distribuir comida y vigilar puntos clave.

En la Segunda Guerra Mundial, ambos bandos tenían sus propios pastores alemanes. Sin embargo, los anglosajones los vendían como “perros lobos alsacianos” (un nombre que perduró hasta la década de 1970) para evitar el sentimiento “anti alemán”.


2. Un pastor alemán podría haber sido el primer ganador de un Óscar

Después del armisticio que puso fin a la Primera Guerra Mundial, soldados estadounidenses comenzaron a rescatar pastores alemanes abandonados en el campo de batalla. Uno de ellos fue llamado Rinty y, tras ser llevado a Estados Unidos, comenzó a actuar en películas mudas bajo el nombre artístico de Rin-Tin-Tin. Sus películas, en las que interpretaba perros heroicos en los campos de batalla de Europa o la frontera americana, fueron éxitos taquilleros en su época.

Un rumor persistente, aunque improbable, sugiere que Rin-Tin-Tin casi ganó el primer Óscar al mejor actor, pero perdió en el último momento debido a prejuicios humanos del jurado. Aunque Rinty falleció en 1934, una sucesión de pastores alemanes continuaron su legado, y hoy en día el decimocuarto Rin-Tin-Tin sigue haciendo apariciones públicas.


3. Un pastor alemán introdujo los perros guía en Estados Unidos

En 1927, Morris Frank, un estadounidense ciego, se enteró de una escuela en Suiza que adiestraba perros para ayudar a veteranos de guerra discapacitados. Frank viajó a Suiza para conocer a la adiestradora, Dorothy Eustis, y regresó con un pastor alemán llamado Buddy. Para demostrar sus habilidades, Buddy cruzó calles peligrosas y transitadas de Nueva York ante la mirada de periodistas.

Eustis y Frank fundaron la primera escuela de perros guía de Estados Unidos y lucharon por el derecho de llevar perros de servicio a espacios públicos. Para 1956, se promulgaron leyes en todos los estados del país.

Pastor alemán parado en el bosque.
foto por: Osetrik, Shutterstock

Divider 3

Temperamento e inteligencia 🧠

De acuerdo con el estándar de raza del AKC, estos perros tienen un “cierto distanciamiento que no se presta a amistades inmediatas e indiscriminadas”. Esto es coherente con la combinación única de orgullo, inteligencia, lealtad y dedicación que los caracteriza.

Es cierto que los pastores alemanes pueden tardar más en confiar que otros perros, pero su actitud distante no debe ser confundida con la de un perro faldero y mimado. Algunos pastores retienen su afecto porque son muy orgullosos y necesitan sentir que son respetados. Si estás en presencia de uno que se muestra distante, es posible que esté siendo precavido o que tenga algo más importante en mente.

Si te esfuerzas por demostrarle que no eres una amenaza ni un obstáculo, descubrirás que es mucho más que un perro guardián estoico con una misión, pues exhiben todos los comportamientos caninos habidos y por haber: pueden ser cariñosos, juguetones, traviesos, hiperactivos, perezosos, gruñones, entusiastas y todo lo demás. Solo son cuidadosos en cómo y cuándo muestran esa faceta de sí mismos.

Cuando reciben el adiestramiento adecuado, se comportan de manera equilibrada y razonable. No inician peleas, aprenden a no perseguir niños y gatos y, aunque ladran bastante, obedecen.

Su inteligencia es impresionante. Esta raza encabeza la lista de perros más inteligentes en términos de obediencia, lo que mide su capacidad para aprender y acatar órdenes: solo necesitan escucharlas alrededor de cinco veces para ejecutarlas casi a la perfección. Además, su mente está muy desarrollada y son capaces de resolver problemas sin intervenciones humanas. Es por eso que los pastores se destacan en cualquier trabajo.

También pueden desempeñar otras funciones, como el rastreo, la búsqueda y rescate, la detección de bombas, el apoyo emocional, así como ser excelentes perros guía, etc. La travesía de Morris Frank por Broadway demostró que son sumamente confiables.

¿Son buenos para la familia? 🏡

La gran popularidad del pastor alemán se debe en parte a su imagen de noble perro policía, pero también a su excelente reputación como mascota familiar. Estos perros son adiciones cariñosas y leales a cualquier hogar, ya que se llevan bien con los niños, vigilan el perímetro de la casa y son cautelosos pero amables con los visitantes.

Una vez adiestrados, los pastores alemanes se adaptan fácilmente a situaciones nuevas o cambios en la rutina. Probablemente no entre en pánico si mueves sus juguetes o te vas de vacaciones. Aunque pueden experimentar ansiedad por separación, este problema se puede abordar mediante refuerzo positivo constante. Son excelentes con niños de todas las edades y, cuando los consideran parte de su “manada”, los protegerán a toda costa, convirtiéndose en el cuidador ideal. No te sorprendas si ves un pastor alemán y un niño de 3 años durmiendo juntos.

Sin embargo, es importante socializarlos adecuadamente para que se adapten bien a la dinámica familiar. Si no se los socializa, sus mejores cualidades podrían volverse problemáticas. El orgullo se transforma en terquedad, el estado de alerta en nerviosismo y la calma en inquietud y timidez. Esto aplica en especial si se los deja solos fuera durante horas, pues no son perros de patio y necesitan amor.

La buena noticia es que, con un poco de esfuerzo y adiestramiento, es fácil evitar estos problemas. El pastor alemán es un líder nato que se comportará como el alfa si tú no lo haces. Para ganarte su respeto, tendrás que ser asertivo sin ser agresivo, confiado sin ser dominante y cariñoso sin ser pegajoso.

Pastor alemán acostado en la nieve.
foto por: Andrea Wilkinson, Pixabay

¿Se llevan bien con otras mascotas? 🐶 😽

Sí, pero es crucial recordar que tienden a perseguir animales más pequeños, como gatos y pájaros, debido a su instinto de caza. La convivencia pacífica con otras mascotas se hace más fácil cuando se conocen desde una edad temprana. Además, el adiestramiento juega un papel clave para controlar sus impulsos y enseñarles a obedecer a sus dueños. Aunque se muera de ganas de perseguir al gato, te hará caso si le dices que no.
Algunos propietarios han informado que los machos pueden volverse agresivos con otros perros del mismo sexo, especialmente dentro de la misma raza. Si esto ocurre, la castración podría ser una solución.

Pastor alemán con rebaño de ovejas.
foto por: vz maze, Shutterstock

Divider 4

Aspectos a tener en cuenta:

Alimentación y necesidades nutricionales 🦴

No existe una dieta única que funcione para todos porque crecen muy rápido y cada uno mide y pesa diferente. Prueba dándole distintas cantidades y vigila de cerca qué come a lo largo del día.

Empieza por lo básico:

  • Cachorro de 4,5 a 13,6 kg: 2 tazas diarias
  • Cachorro de 13,6 a 23 kg: 3 tazas diarias
  • Adulto de 23 a 32 kg: 4 tazas diarias
  • Adulto de 32 a 41 kg: 5 tazas diarias

Si tu perro se ve inactivo, nervioso o descontento con esta cantidad de alimento, puede que no esté ingiriendo suficientes nutrientes. Añade un cuarto de taza al día hasta que esté satisfecho. Si sufre dolores de estómago o comienza a engordar mucho, reduce un cuarto de su ración diaria hasta que vuelva a su peso ideal.

Ten en cuenta el riesgo de hinchazón: la torsión gástrica ocurre cuando un perro de pecho profundo come demasiado rápido, haciendo que los gases se expandan rápidamente y su estómago se retuerza en nudos. Es algo repentino, aterrador y mortal. Para prevenirlo, invierte en un comedero lento. No tiene que ser costoso o lujoso, solo tiene que liberar pequeñas cantidades de comida a la vez.

A la hora de elegir el alimento, escoge una fórmula que se adapte a la edad de tu perro porque los pastores alemanes necesitan diferentes nutrientes cuando son cachorros, adultos y ancianos.

En cuanto a los ingredientes, necesitas un alimento que sea bajo en carbohidratos y rico en proteínas, fibra y grasas. Los cinco primeros ingredientes deben ser carne real y/o materia vegetal. Aunque los perros no son carnívoros obligados como los gatos, no les gusta vivir a base de dietas vegetarianas a menos que sea necesario. Evita los subproductos y la harina de gluten.

Puedes ofrecerle un hueso crudo y masticable de vez en cuando. No hay problema si le das sobras, pero la comida humana no debe representar más del 10 % de su dieta. Tampoco le des huesos cocidos porque pueden astillarse y dañar su tracto digestivo.

Pastor alemán comiendo de plato azul.
foto por: Monika Wisniewska, Shutterstock

Ejercicio 🐕

Los pastores alemanes necesitan hacer ejercicio con frecuencia para mantenerse felices y saludables porque son una raza enérgica. Están acostumbrados a realizar actividades que requieren mucho movimiento y actividad física. Si te haces con un cachorro, es importante que introduzcas el ejercicio de forma gradual, ya que su estructura ósea todavía se está desarrollando. Hasta que tenga al menos 18 meses, no lo fuerces a correr o saltar. Mejor llévalo a dar paseos tranquilos.

Cuando alcanzan la edad adulta, es fundamental que se ejerciten una hora al día. Les encanta correr e ir de excursión. Les gusta cualquier ejercicio que involucre resolver un problema, descifrar un misterio o aprender una nueva orden. Responden bien a la escuela de obediencia, a los circuitos de agility y a los juguetes interactivos, aunque no siempre están dispuestos a jugar con otros perros.

Adiestramiento🦮

Los primeros 6 meses de vida son un período crítico para convertirlo en un adulto mentalmente sano. Durante este tiempo, tu cachorro te percibe como el líder de la manada. Aunque esto no significa que debas adoptar una postura de macho alfa porque podrías ponerlo nervioso.

La clave es la coherencia. Enséñale que cada acción tiene una consecuencia constante y predecible. Por ejemplo, si ladra cada vez que juegas con él, quítale el juguete de inmediato. Puesto que son muy inteligentes, basta con que esto ocurra unas cuantas veces para que aprenda que cuando ladra el juego acaba. Esto funciona mucho mejor que los gritos.

Asegúrate de recompensarlo cuando haga algo bien. Las recompensas positivas pueden incluir golosinas, juguetes predilectos, palmaditas y palabras de aliento.

Las clases de obediencia le enseñarán que las criaturas pequeñas son amigos, no comida. Cuando se gradúe, llévalo a clases de adiestramiento avanzadas, pues es una forma estupenda de ejercitar el físico y la mente.

Pastor alemán corriendo en la arena.
foto por: Niels Hansen, Pixabay

Se los considera perros “unipersonales”

Se dice que los pastores alemanes sólo son capaces de amar a un humano en particular, mirando al resto con recelo. Sin embargo, esto no es del todo cierto. Aunque suelen tener una persona favorita, todos forman parte de su “manada” y quieren protegerla a toda costa.

El adiestramiento es un factor clave para que el perro se convierta en un miembro más de la familia. Además, el vínculo entre él y su dueño puede cambiar con el tiempo: la relación con su adiestrador se ve afectada por varios factores, incluyendo la cantidad y calidad del adiestramiento recibido. Es normal ver estos cambios en perros policías o de rescate.

Cuidado y aseo ✂️

Estos perros tienen un manto doble. La capa externa de su pelaje es áspera, mientras que la interna es más suave. Aunque este tipo de pelaje requiere poco mantenimiento, suelen perder mucho pelo durante la primavera y el otoño. Si tienes alfombras o muebles blancos, notarás de inmediato cuándo comienza la época de muda. Tampoco son hipoalergénicos y se las arreglan con un cepillado semanal.

Mientras muda, necesita que lo cepillen todos los días para evitar la acumulación de pelo. Cada vez que lo cepilles, pásale un algodón húmedo por las orejas para evitar irritaciones y recorta sus uñas de ser necesario porque no saben afilarlas.

No hace falta bañarlos, a menos que huelan mal.

Pastor alemán en el agua.
foto por: AnjaGh, Pixabay

Salud y enfermedades❤️

Se los considera una raza saludable porque son muy robustos. Sin embargo, la cría selectiva ha llevado a la prevalencia de varias enfermedades genéticas que acortan la vida de estos perros.
Es importante que los dueños sepan cómo reconocer las siguientes afecciones, sobre todo si se trata de pastores puros, ya que los híbridos suelen ser más saludables.

Hinchazón: una reacción gaseosa potencialmente mortal en perros grandes. Se recomienda utilizar un comedero lento para que el perro no se lastime al comer demasiado rápido.

Cáncer: son más propensos a padecer distintos tipos de cáncer, incluyendo osteosarcoma, linfoma, melanoma y hemangiosarcoma. Por suerte, todos pueden detectarse mediante pruebas genéticas. Y si el perro da positivo, se elimina del acervo genético.

Enfermedades cardíacas: como cualquier perro grande, corren el riesgo de padecer miocardiopatía dilatada (una afección que hace que el corazón bombee menos sangre). Si se detecta a tiempo, el veterinario puede recetar medicamentos para controlar dicha enfermedad y que tu perro lleve una vida casi normal. Los primeros síntomas incluyen letargo, tos, desmayos y problemas respiratorios.

Mielopatía degenerativa: se trata de un síndrome común que descompone progresivamente el sistema nervioso del perro. Uno de los primeros síntomas es la dificultad para mover las patas traseras. No tiene cura, pero las sillas de ruedas caninas pueden ayudarlos a moverse.
Displasia de cadera: es un trastorno genético que provoca el crecimiento inadecuado de las articulaciones, causando molestias con el tiempo. Aunque no siempre duele, se está trabajando para eliminar esta enfermedad de la cría.

Colitis: es un trastorno gastrointestinal que provoca diarrea. Existen muchos medicamentos para tratarla.
Alergias: muchos sufren de prurito debido a reacciones alérgicas. También son comunes las intolerancias alimentarias que provocan síntomas similares a los de la colitis.

Afecciones leves
  • Displasia de cadera
  • Colitis
  • Alergias
Afecciones graves
  • Hinchazón
  • Cáncer
  • Enfermedades cardíacas
  • Mielopatía degenerativa

Divider 5

Macho vs. hembra

En promedio, el macho es más orgulloso, le gusta marcar su territorio y suele llevarse mal con otros perros. La hembra promedio es más pequeña y amistosa.

Sin embargo, las diferencias naturales entre los sexos son menos importantes que el adiestramiento: un macho adiestrado es mucho más cariñoso y obediente que una hembra que jamás fue socializada.

No le eches la culpa al sexo cuando tú eres responsable de su comportamiento.

Divider 3

Conclusión

¿Qué más se puede decir del pastor alemán? Es el Superman de los perros: guapo, inteligente y sobresaliente. Si alguien nos dijera que ha visto a uno saltar un edificio, le creeríamos. No serán tan populares como los labradores, pero son mucho más emocionantes.

Además, como cualquier deportista, son geniales una vez que los conoces. No son muy expresivos, pero están ahí siempre que los necesitas. Son insuperables, cariñosos y predispuestos.

Por muy efusivos que sean nuestros elogios, no podemos negar que algunas personas compran cachorros de pastor alemán asumiendo que no dan trabajo. La realidad es que, por muy inteligente que sea un perro, necesita dirección para no volverse destructivo. Si planeas tener uno, prepárate para comprometerte.

Si estás dispuesto a llevar a casa un animal orgulloso, sabio y noble, puede que seas el padre perfecto para un pastor alemán. Entonces no esperes más y busca uno hoy mismo.


Destacado foto por: adamkontor, Pixabay

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.