Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

5 problemas de salud comunes del gato savannah: todo lo que hay que saber

Chelsea Mortensen Profile Picture

By Chelsea Mortensen

Gato savannah en el césped de su jardín.

Vet approved

Dr. Lorna Whittemore Photo

Reviewed & Fact-Checked By

Dr. Lorna Whittemore

MRCVS (Veterinarian)

The information is current and up-to-date in accordance with the latest veterinarian research.

Learn more »

Con un precioso pelaje moteado y un cuerpo largo y delgado, los gatos savannah suelen destacar entre los demás. Estos gatos son inusuales por su sangre salvaje: son un cruce entre un serval y un gato doméstico. Los servales son mucho más grandes que los gatos domésticos, por lo que los gatos savannah son los gatos híbridos más grandes, a veces pesan 15 kilos o más, y pueden ser mascotas muy energéticas y difíciles de adiestrar.

Sin embargo, la mayoría de los gatos savannah que ves en el mercado sólo tienen una pequeña cantidad de sangre salvaje, por lo que serán mucho más parecidos a los gatos domésticos. A pesar de ello, su condición de híbridos sigue afectándoles, y los gatos savannah pueden presentar algunas diferencias de salud respecto a los gatos estándar. Aunque son una raza relativamente sana, aquí tienes cinco problemas a los que debes prestar atención.

Los 5 problemas de salud más comunes del gato savannah:

1. Cardiomiopatía hipertrófica

La Cardiomiopatía hipertrófica es un trastorno en el que el músculo cardíaco se vuelve más grueso. Esto significa que los músculos pueden disminuir el flujo sanguíneo a través del corazón y reducir su eficacia. Los gatos que padecen MCH pueden vivir toda su vida sin mostrar síntomas, pero corren un mayor riesgo de sufrir un fallo cardíaco repentino. Otros gatos con este trastorno pueden mostrar síntomas leves, como respiración dificultosa o frecuencia cardiaca elevada. Los gatos savannah tienen un riesgo ligeramente elevado de padecer esta enfermedad.

Prevención y tratamiento

La MCH es hereditaria, pero aún se desconoce la causa genética exacta. Eso significa que los criadores responsables pueden intentar evitar criar gatos que tengan MCH en su pedigrí, pero es difícil evitarlo por completo. Un examen ecocardiográfico puede determinar si un gato tiene MCH y, si se diagnostica, pueden administrarse medicamentos para reducir el riesgo de insuficiencia cardiaca. Algunas razas también pueden someterse a una prueba genética para la MCH.

Gato savannah tumbado sobre un textil de color naranja.
foto por: kuban_girl, Shutterstock

2. Esterilidad masculina (primeras generaciones)

Al igual que otros híbridos de mamíferos, la descendencia de gatos servales y gatos domésticos no siempre pueden reproducirse. Los gatos machos savannah son estériles durante al menos cuatro generaciones a partir del ancestro Serval. Esto significa que los criadores que deseen establecer nuevas líneas savannah sólo pueden utilizar machos híbridos en su cría. Es menos probable que esto afecte a la mayoría de los savannah que puedas adquirir, ya que las de la primera generación son mucho más difíciles de cuidar y rara vez se venden, pero algunos machos de generaciones posteriores también pueden ser estériles.

Prevención y tratamiento

No hay mucho que puedas hacer para tratar la esterilidad masculina híbrida, pero la buena noticia es que no afectará a la calidad de vida de tu gato. Si piensas criar gatos savannah, busca machos que procedan al menos de cuatro generaciones de un antepasado serval y adquiere machos con un buen historial de fertilidad masculina o que ya sean sexualmente maduros.

Gato savannah sentado sobre el brazo de un sofá.
foto por: Kolomenskaya Kseniya, Shutterstock

3. Deficiencia de piruvato quinasa

La piruvato quinasa es una enzima que se encuentra en los glóbulos rojos y que éstos utilizan para producir energía para sobrevivir.  La deficiencia de piruvato quinasa es un problema hereditario que hace que los glóbulos rojos sobrevivan menos tiempo en la circulación.  El resultado es la anemia.

Prevención y tratamiento

Un examen veterinario puede ayudar a determinar si tu gato tiene anemia por deficiencia de piruvato quinasa. Hay una prueba genética que puede hacerse para buscar el gen implicado.  La prevención se consigue asegurándote de que los padres de tu gato han dado negativo en la prueba del gen. Los gatos se ven afectados en diversos grados y pueden necesitar tratamiento intermitente para la anemia.

Gato savannah siendo tratado por una veterinaria.
foto por: Denys Kurbatov, Shutterstock

4. Deficiencias de taurina

La taurina es un aminoácido que se encuentra en fuentes cárnicas. Aunque los humanos pueden sintetizar su propia taurina a partir de materia vegetal, los gatos dependen de la taurina que se encuentra en su comida, sobre todo en las vísceras, para mantenerse sanos. Ésta es una de las razones por las que los gatos no pueden seguir una dieta vegetariana para mantenerse sanos.

Las deficiencias de taurina pueden causar degeneración de la visión, problemas cardíacos y otros muchos trastornos. Aunque los alimentos para gatos en EE. UU. siempre tendrán suficiente taurina para la mayoría de los gatos, los gatos savannah pueden tener unas necesidades de taurina ligeramente superiores.

Prevención y tratamiento

Muchos veterinarios recomiendan dar a los gatos savannah una alimentación alta en proteínas para prevenir la deficiencia de taurina. Algunos propietarios prefieren utilizar dietas de comida fresca para aumentar los niveles de taurina, pero la comida seca o enlatada de alta calidad también será suficiente. Si se desarrolla una deficiencia de taurina, los suplementos pueden invertir los síntomas en las primeras fases. Por eso, un seguimiento regular es útil para reducir las posibilidades de pérdida permanente de salud.

Gato savannah mirando hacia su izquierda
foto por: Kolomenskaya Kseniya, Shutterstock

5. Problemas heredados de las razas parentales

Los gatos savannah no son gatos salvajes puros, y sus antepasados domésticos también influyen en la salud. Algunas de las razas más comunes en el pedigrí de los gatos savannah son el siamés, el mau egipcio y el abisinio, pero también son comunes otras razas. Cuando adoptes un savannah de un criador, pregunta por su pedigrí único y por cualquier problema de salud que se dé en esa línea, para hacerte una mejor idea de qué otros problemas de salud podrías tener que vigilar.

Gato savannah posando para la cámara en un estudio de fotografía.
foto por: Kolomenskaya Kseniya, Shutterstock

Para terminar

Los gatos savannah son una raza sana, pero eso no significa que estén libres de todo problema. Estos gatos pueden aportar un toque salvaje a nuestros hogares sin los peligros y crueldades que conlleva tener un gato totalmente exótico. Tener un gato savannah no es legal en todos los países, así que asegúrate de comprobarlo. Pueden ser compañeros cariñosos y felices que forman fuertes vínculos con sus dueños. Vigilando los problemas de salud más frecuentes de savannah, puedes asegurarte de que tu gato tenga una vida larga y sana.


Destacado foto por: Lindasj22, Shutterstock

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.