Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

¿Mi gato tiene sobrepeso? Cómo detectar la obesidad felina y qué hacer al respecto (con aval veterinario)

Elizabeth Gray

By Elizabeth Gray

Gato con sobrepeso sentado en el jardín.

Vet approved

Dr. Luqman Javed Photo

Reviewed & Fact-Checked By

Dr. Luqman Javed

DVM (Veterinarian)

The information is current and up-to-date in accordance with the latest veterinarian research.

Learn more »

Se suele estereotipar a los gatos como criaturas gordas y perezosas cuyo único interés es atiborrarse y echarse a dormir. Aunque hay algo de cierto en esta idea (después de todo los gatos pasan gran parte del día durmiendo y comen siempre que pueden), estas características son esenciales para su supervivencia en la naturaleza y están arraigadas en su ADN. No obstante, a diferencia de los felinos salvajes, los gatos domésticos no luchan por encontrar alimento. La inactividad constante y una ingesta calórica excesiva dan como resultado un gato con sobrepeso.

Se estima que casi la mitad de los gatos domésticos padecen de sobrepeso, incluso obesidad. Al igual que en las personas, la obesidad en gatos puede causar numerosos problemas de salud, que abordaremos en este artículo. Primero, aprenderemos a identificar si tu gato tiene sobrepeso. Finalmente, discutiremos qué hacer si tiene unos kilos de más.

¿Qué es la obesidad felina?

Gato con sobrepeso tumbado al aire libre.
foto por: Eveline de Bruin, Pixabay

Se considera que un gato tiene sobrepeso si supera en un 10-20 % su peso corporal ideal. Si su peso está por encima del 20 % de su peso ideal, ya se habla de obesidad. El peso ideal de tu gato depende de varios factores como la raza, el sexo y la genética.

¿Qué provoca la obesidad en los gatos?

La obesidad es el resultado de una ingesta calórica superior al gasto energético. Los gatos tienen mayor riesgo de obesidad si se les proporciona alimento libremente o se les deja comida todo el día en lugar de servirles raciones controladas. Ante semejante abundancia, muchos gatos terminan comiendo en exceso. Si a esto le sumamos la disminución de actividad física en la mayoría de los gatos domésticos, ¡nos encontramos con ejército de gatos obesos!

Sin embargo, hay otros factores de riesgo que incrementan la probabilidad de que tu gato padezca de obesidad.

Factores de riesgo:

¿Por qué la obesidad felina es un problema?

La obesidad es el trastorno nutricional más recurrente en los gatos y se asocia con múltiples problemas de salud.

Problemas de salud de los gatos obesos:
  • Disminución de la esperanza de vida
  • Menor calidad de vida
  • Inflamación crónica
  • Intolerancia al ejercicio y al calor
  • Problemas articulares y musculoesqueléticos, como artritis
  • Función inmunológica debilitada
  • Mayor riesgo de diabetes y lipidosis hepática
  • Problemas cardíacos y pulmonares

Cómo saber si su gato tiene sobrepeso

Muchas veces, el propio veterinario puede ser quien te alerte sobre un aumento de peso de tu gato durante un examen de rutina. Sin embargo, aquí te indicamos algunas formas de evaluar a tu gato y determinar si padece de sobrepeso:

1. Verificación de costillas

Veterinaria revisando si un gato tiene sobrepeso.
foto por: Stock Asso, Shutterstock

Pasa las palmas de ambas manos por los costados de tu gato, ejerciendo una ligera presión. Si no puedes palpar fácilmente las costillas, es probable que haya acumulado una capa de grasa. En un gato de peso adecuado, las costillas son fácilmente palpables durante este proceso.


2. Observación del perfil

Observa a tu gato de lado. Si no presenta un pliegue visible en el vientre o si la línea inferior de su cuerpo no se curva hacia arriba desde la parte delantera hacia la trasera, es posible que tenga sobrepeso. También podrías observar depósitos de grasa en el lomo, la cabeza y las patas de tu gato.


3. Inspección desde arriba

Puedes usar nuestras imágenes, pero es necesario un enlace directo a Hepper.com para recibir el crédito.

Ponte junto a tu gato y míralo desde arriba. Debería tener una cintura fácilmente visible o un estrechamiento corporal detrás de la caja torácica. Debes ser capaz de identificar dónde están los hombros, el pecho y la cintura de tu gato según las curvas visibles de su cuerpo. Si tu gato no presenta cintura y solo muestra una curva, similar a la de una pelota de baloncesto, es probable que tenga sobrepeso.


4. Pesar a tu gato

Aunque parezca el método más natural y preciso, solo funcionará si sabes cuánto pesaba tu gato antes de que empieces a sospechar que estaba ganando peso. Por lo tanto, es buena idea pesarlo regularmente en casa. Se recomienda un control de peso una o dos veces al mes. Si no cuentas con una báscula para mascotas, una forma sencilla de calcular el peso de tu gato es utilizar una báscula humana como te explicaremos a continuación.

Cómo determinar el peso de su gato
  1. En primer lugar, súbete a la báscula y anota tu peso
  2. A continuación, sostén a tu gato, sube a la báscula y vuelve a anotar el peso
  3. Por último, resta tu peso al resultado para obtener el peso del felino.

5. Observar cambios de comportamiento

Gato gordo acostado sobre almohadón grande.
foto por: Jim Black, Pixabay

Si su gato tiene sobrepeso, puedes notar que empieza a ser menos activo. Puede mostrar dificultad para saltar al sofá o subir escaleras como solía hacerlo, o no hacerlo en absoluto. También es posible que se quede sin aliento o se canse más fácilmente cuando se mueve. La obesidad no es lo único que puede causar estos síntomas, así que si los observas, programa una cita con tu veterinario.

Qué hacer si tu gato tiene sobrepeso

Si haciendo uso de esta información determinas que tu gato es obeso, ¡es hora de hacer algo al respecto! Lo primero y más importante es que tu veterinario examine a fondo al animal para asegurarse de que no hay un problema médico subyacente que contribuya al aumento de peso.

Si el veterinario confirma que no hay problemas médicos, te ayudará a desarrollar un programa de pérdida de peso con metas a corto y largo plazo.

Objetivos a corto plazo:
  • Perder peso
  • Alcanzar una condición física ideal
Objetivos a corto plazo:
  • Mantener la condición física
  • Monitorear regularmente el progreso de tu gato con el veterinario

Los objetivos planteados implican modificar el comportamiento de tu gato en casa, que es lo que probablemente originó el aumento de peso en un principio. Por ende, debes ser consciente de que este proceso también demandará un esfuerzo considerable de tu parte, pues deberás realizar cambios en tu rutina para observar progresos significativos a largo plazo en el proceso de ayudar a tu gato a ponerse en forma.

Los gatos son carnívoros obligados, y tanto su alimentación como la dinámica de pérdida de peso mediante el control calórico son diferentes a las de las personas. Por esta razón, es SUMAMENTE IMPORTANTE tener presente que JAMÁS debes someter a tu gato a ayuno con el fin de ayudarle a adelgazar; esta práctica es inhumana y podría poner en riesgo su vida. Consulta siempre a tu veterinario para elaborar un plan de alimentación adecuado en el proceso de adelgazamiento de tu gato. El profesional te orientará en cómo disminuir de forma segura las calorías consumidas por tu mascota.

Además, es necesario que fomentes la actividad física de tu gato, la cual puede adoptar diversas formas. Puedes adquirir juguetes para gatos, como láseres, varitas interactivas o incluso una rueda de ejercicio específica para ellos. Otra opción es hacer que tu gato se esfuerce para obtener su comida, rellenando un rompecabezas o una pelota de golosinas con su ración diaria de croquetas. En el caso de gatos con obesidad mórbida, el veterinario podría recomendarte un fisioterapeuta especializado en animales, quien ayudará a tu gato a ejercitarse y adelgazar sin lesionarse.

Es posible que el veterinario sugiera controles de peso periódicos y frecuentes para monitorear el avance de tu gato y garantizar que esté adelgazando de forma segura. Con el tiempo, notarás cambios en la silueta de tu gato al examinar sus costillas, cabeza y perfil. Una vez que alcance su peso ideal, es crucial mantener los nuevos hábitos y rutinas que contribuyeron a su proceso de pérdida de peso.

En Conclusión

Todos amamos a nuestros gatos y queremos lo mejor para ellos. Pero, lamentablemente, esto a veces nos lleva a sobrealimentarlos, poniéndolos en riesgo de sufrir obesidad. Si te das cuenta de que tu gato padece de sobrepeso, no te angusties. Tal como mencionamos, se trata de un problema común en gatos domésticos. Con el apoyo de tu veterinario y una báscula adecuada para gatos, pronto lograrás que tu amigo felino tenga una figura esbelta y saludable.


Crédito de Imagen Principal: islandworks, Pixabay

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.