Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

¡Mi perro comió carbón! ¿Qué hago? (veterinario responde)

Dr. Joanna Woodnutt Profile Picture

By Dr. Joanna Woodnutt

charcoal for dogs

Vet approved

Dr. Joanna Woodnutt Photo

Reviewed & Fact-Checked By

Dr. Joanna Woodnutt

BVM BVS (Veterinarian)

The information is current and up-to-date in accordance with the latest veterinarian research.

Learn more »

Es común ver a los perros comiendo cosas extrañas, incluyendo carbón. Esto suele ocurrir porque se usan para cocinar y los perros se comen cualquier cosa que huela a carne.

Pero en algunos casos puede ser causado por una afección llamada “pica”, que hace que los animales coman objetos no comestibles. Si tu perro es uno de estos, es importante llevarlo al veterinario para investigar la causa subyacente.

Buenas noticias: el carbón no es tóxico para los perros. Pero eso no significa que sea seguro para ellos.

Divider-Dog Paw and Bone- New

¿El carbón es tóxico?

El carbón no es tóxico para los perros. El carbón caliente puede causar quemaduras graves en las partes blandas de la boca y el esófago de tu perro, lo cual es muy doloroso. Además, muchos carbones modernos contienen productos tóxicos, como combustible para encendedores.

Y como el carbón está hecho de madera parcialmente quemada, es indigerible y puede obstruir el sistema digestivo de tu perro si se come trozos grandes.

Perro junto a herramientas para asar.
foto por: Yuliia Gornostaieva, Shutterstock

hepper-dog-paw-divider 5

¿Qué hago si mi perro come carbón?

1. Evita que tu perro (u otras mascotas) tenga acceso, y coman más carbón.

Es decir, retira a tu mascota de la zona y limpia cualquier derrame.


2. Dale agua a tu perro.

No le des de comer hasta que hayas hablado con el veterinario y decido qué hacer, pero el agua está bien.


3. ¿Cuánto comió?

¿Estaba lamiendo o mordió un pedazo grande? ¿Se tragó algo? Es difícil determinar cuánto comió, pero es importantísimo.


4. Si tu perro comió un poco de carbón, llama al veterinario más cercano por consejos.

Asegúrate de decirle la raza, la edad y el peso de tu perro, además de la cantidad de carbón que crees que ha comido. También debes decirle qué tipo de carbón (natural o briquetas) y si pudo haber comido algo más. Así, tu veterinario te dirá cómo proceder. Si no se utilizó gasolina y tu perro no comió ningún carbón (solo lamió los juegos), estará bien.


5. Debes vigilarlo durante 48 horas y buscar síntomas de un estómago revuelto (como vómitos, diarrea, dolor abdominal, inapetencia y estreñimiento).

También debes observar si hay restos de carbón en sus heces. Sin embargo, si hay algo en el historial de tu perro que preocupe al veterinario, seguramente te sugiera opciones diferentes.

Perro comiendo carbón de una bolsa azul.
foto por: Agarianna76, Shutterstock

divider 9

¿Qué hará el veterinario?

Tu veterinario discutirá las diferentes opciones contigo para que puedas tomar la mejor decisión para tu mascota. Una opción es provocar el vómito, pero esto puede acarrear riesgos: el carbón podría estancarse en su esófago o tu perro podría inhalar productos petroleros.

El vómito no es un proceso libre de riesgos y sólo debe realizarse bajo supervisión veterinaria. También pueden recomendarte esperar y observar si muestra signos de problemas. Si tu perro comienza a mostrar síntomas de obstrucción, se requieren rayos X e incluso cirugía.

Signos de que tu perro ha comido carbón

Los síntomas van desde ninguno hasta graves, dependiendo de la cantidad y tipo de carbón que haya consumido:
  • Los perros que hayan lamido carbón natural por lo general no muestran ningún síntoma; aunque contiene muchas grasas y aceites que pueden afectar su estómago o causar pancreatitis.
  • Es probable que los perros que hayan consumido poco carbón no presenten síntomas o solo tengan dolor de estómago.
  • Los perros que hayan consumido mucho carbón pueden enfermarse gravemente, vomitando cada vez que intente comer o beber y dejando de evacuar.
  • Los perros que hayan consumido carbón tratado con productos petroleros (como combustible para encendedores) pueden experimentar irritación en la piel, úlceras en la boca, dificultad para respirar, pérdida de peso, debilidad, vómitos y temblores. Los síntomas pueden ser aún más graves si tu perro inhala el petróleo mientras lo consume o vomita, por eso el vómito sólo debe intentarse bajo supervisión veterinaria.

Divider 7

¿Es lo mismo el carbón activado?

A veces se piensa que, como se administra carbón activado a los animales que consumieron algo tóxico, el carbón en sí es seguro. Incluso hay personas que recomiendan dar carbón a sus perros en caso de haber ingerido algo peligroso. Sin embargo, existe una gran diferencia entre ambos.

El carbón activado se obtiene a partir de carbón que fue tratado con oxígeno para eliminar impurezas y abrir sus poros, volviéndolo altamente absorbente y capaz de unirse a las toxinas. Este proceso lo hace mucho más seguro.

En cambio, el carbón es madera que no ha sido quemada adecuadamente y es mucho más probable que contenga impurezas. También carece de los poros necesarios para unir las toxinas. Si bien no es perjudicial para los perros, no se recomienda alimentarlos con él. Debe evitarse.


Crédito de Imagen Principal: Grillette, Pixabay

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.