Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

¿Por qué a mi gato se le caen los bigotes? nuestra veterinaria explica 4 posibles razones

Dr. Lindsay Bisset Profile Picture

By Dr. Lindsay Bisset

Gato blanco y negro con collar rojo.

Vet approved

Dr. Lindsay Bisset Photo

Reviewed & Fact-Checked By

Dr. Lindsay Bisset

BVSc (Veterinarian)

The information is current and up-to-date in accordance with the latest veterinarian research.

Learn more »

No por nada los bigotes de un gato son un símbolo de elegancia. Estos pelos especiales no sólo realzan la cara del gato, sino que además cumplen una importante función. Es normal que te preocupes si tu gato empieza a perder los bigotes de repente.

Encontrar uno o dos bigotes por la casa de vez en cuando es perfectamente normal: un bigote perdido vuelve a crecer. Sin embargo, si los bigotes de tu gato empiezan a caerse de forma excesiva, podría indicar que algo va mal.

Las 4 razones por las que a los gatos se les caen los bigotes

Los gatos mudan no sólo su pelaje, sino también sus bigotes. Esto se debe a que los bigotes de los gatos son un tipo especial de pelo y siguen un ciclo normal de crecimiento, inactividad y muda. Aunque los bigotes no mudan con tanta frecuencia como el pelo, aquellos que se pierden durante el proceso normal de muda volverán a crecer. Por lo general, los gatos pierden uno o dos bigotes a la vez, y es probable que esta pérdida normal de bigotes pase desapercibida.

La muda excesiva de bigotes puede ser un problema si viene acompañada de pérdida de pelo o problemas cutáneos como descamación, supuración o inflamación. Además del proceso normal de muda, los gatos pueden perder bigotes a causa de alergias, infecciones o acné felino. Los bigotes también pueden caerse como consecuencia de traumatismos o daños físicos.

1. Alergias

Gato peludo estornudando.
foto por: DC Studio, Shutterstock

Si tu gato desarrolla un intenso picor facial, puede ser debido a una alergia, y es probable que se frote la cara contra objetos o se rasque con una pata, lo que puede hacer que sus bigotes se rompan.

Los gatos pueden sufrir tres tipos de alergias: ambientales, alimentarias y a parásitos. Si notas que tu gato se está acicalando, frotando o rascando en exceso, o si pierde pelo o bigotes, llévalo al veterinario para una revisión.

Una vez que el veterinario determine la causa exacta de la alergia, el tratamiento consiste en evitar el alérgeno en la medida de lo posible, lo que puede implicar la eliminación de ciertos alimentos o el mantenimiento de un tratamiento antiparasitario adecuado. Desafortunadamente, los alérgenos ambientales son más difíciles de evitar. El veterinario también puede recomendar una dieta especial, champús y pomadas especiales, o recetar medicación como corticosteroides durante un breve período de tiempo para aliviar el picor.

Sin embargo, los bigotes que se pierden debido a una alergia volverán a crecer una vez que la alergia esté bajo control.


2. Infecciones

Gatito negro de ojos azules.
foto por: EVGEIIA, Shutterstock

Las infecciones cutáneas, sean bacterianas, fúngicas o parasitarias, pueden causar pérdida de pelo en los gatos. Si un gato desarrolla una infección en la misma zona donde se encuentran sus bigotes, estos pueden caerse junto con el pelo circundante.

Como ocurre con las alergias, estas infecciones pueden provocar picor extremo, y el gato puede rascarse y frotarse la zona afectada, lo que puede hacer que los bigotes y el pelo se rompan y caigan.

La tiña, que es un tipo de hongo, infecta directamente el tallo del pelo, lo que hace que los bigotes y el pelo se vuelvan más frágiles y se rompan con facilidad, dejando una zona calva. Las infecciones también pueden afectar al folículo piloso y causar foliculitis, lo que hace que los pelos y bigotes con folículos infectados se caigan con más facilidad que los pelos sanos.

Si tu gato pierde pelo y bigotes y notas supuración, costras, descamación e inflamación de la piel, es importante que lo lleves al veterinario. Es posible que quieran tomar muestras de las zonas afectadas para determinar el tipo de infección que tiene tu gato.

El tratamiento de estas infecciones varía en función del tipo de infección y puede incluir medicamentos orales o inyectables, champús especiales y pomadas. Los bigotes de tu gato deberían volver a crecer una vez que la infección haya desaparecido.


3. Acné felino

Gato con acné en la barbilla.
foto por: Melissa Tate, Shutterstock

El acné felino está causado por una sobreproducción de queratina y una hiperactividad de las glándulas sebáceas. La mayoría de estas glándulas están asociadas con los folículos pilosos y producen una secreción aceitosa llamada sebo que impermeabiliza el pelaje, mantiene la piel flexible y desempeña un papel en el marcaje de olor. Muchas de estas glándulas están localizadas en la barbilla y los labios del gato, lo que explica por qué a menudo se ve al gato frotando su barbilla y labios contra objetos para marcar su territorio. Incluso puede ocurrir que el gato te marque a ti cuando regresas a casa.

La producción excesiva de sebo o queratina puede causar obstrucciones en estas glándulas, dando como resultado comedones, también conocidos como puntos negros. El pelaje en la zona afectada se ve grasoso y tiene pequeñas partículas negras. La barbilla es la zona más comúnmente afectada, aunque los labios también pueden verse afectados. En casos severos, una infección bacteriana secundaria puede provocar foliculitis y una infección cutánea profunda en la barbilla y los labios.

Como se describe en la sección anterior, los pelos y bigotes con folículos infectados se caen con más facilidad que los pelos sanos. Estas infecciones también son incómodas y causan picazón, y los bigotes pueden perderse como resultado de un “auto-traumatismo”.

Si un gato presenta cualquiera de estos síntomas, debe ser examinado por un veterinario. Si el diagnóstico es acné felino, el tratamiento normalmente consiste en champús o pomadas especiales para eliminar el exceso de sebo y antibióticos orales si existe una infección secundaria. Algunos casos de acné felino se han relacionado con comederos de plástico, ya que algunos gatos son alérgicos al plástico y este puede albergar bacterias. Si tu gato tiene acné felino, podría ser mejor usar un comedero de metal o cerámica.

Los bigotes y el pelo que se pierden a causa del acné felino volverán a crecer una vez que la afección haya sido tratada.


4. Traumatismos o daños físicos en los bigotes

2 gatos peleando en el aire.
foto por: Leuchtturm81, Pixabay

Los bigotes de un gato pueden romperse durante una pelea con otro gato, especialmente si el gato tiene acceso al exterior, ya que las peleas son comunes en gatos que viven en libertad. Los gatos de un mismo hogar también pueden romperse los bigotes durante el juego vigoroso.

Otra forma en que un gato puede perder sus bigotes debido a un traumatismo es si se acerca demasiado al fuego, estufa u otra fuente de calor y chamusca sus bigotes. Los extremos restantes de los bigotes chamuscados generalmente tienen un aspecto rizado.

Si los bigotes de un gato parecen haber sido cortados limpiamente, es posible que un niño travieso los haya cortado.

A menos que el gato resulte herido como resultado del traumatismo o daño físico en sus bigotes, no es necesario preocuparse, ya que los bigotes volverán a crecer sin intervención.

¿Qué son los bigotes y qué función cumplen?

Gato gris con ojos azules brillantes.
foto por: cocoparisienne, Pixabay

Los bigotes son un tipo de pelo especial. Su nombre técnico es “vibrisas”, del latín “vibrio” que significa vibrar. Son más gruesos, rígidos y largos que el pelo normal y están incrustados tres veces más profundamente en la piel. Los folículos en la base del bigote contienen numerosas terminaciones nerviosas.

A pesar de que se les conoce como “pelos sensoriales”, en realidad no tienen la capacidad de sentir. En su lugar, detectan las vibraciones de las corrientes de aire o cuando entran en contacto con objetos. Estas vibraciones se transmiten a los propioceptores situados en el extremo de cada bigote, que a su vez envían información a las terminaciones nerviosas de la base del folículo. Finalmente, se envía esta información al cerebro a través del sistema nervioso para su procesamiento.

De esta manera, los bigotes ayudan a los gatos a orientarse en su entorno. Como los ojos de los gatos no pueden enfocar objetos a menos de 30 cm de distancia, los bigotes son especialmente importantes para navegar y proporcionar información sobre objetos cercanos. Al detectar los cambios en las corrientes de aire, los gatos pueden sentir cuando algo o alguien se acerca, lo que les ayuda a ser más eficientes cazando y a evitar a los depredadores. Los bigotes son generalmente tan anchos como el cuerpo del gato y les permiten determinar si pueden pasar por un espacio estrecho, aunque esto no siempre es cierto para los gatos con sobrepeso.

¿Sabías que los gatos también tienen bigotes encima de los ojos, en la barbilla y en la parte posterior de las extremidades anteriores? Estos pelos especiales también pueden indicar el estado de ánimo del gato. La posición de los bigotes permite saber si un gato está relajado, interesado, temeroso, agresivo o siente dolor. Sin sus bigotes, un gato podría tener dificultades para moverse en su entorno y quedar atrapado en lugares estrechos.

En Resumen

Es normal que tu gato pierda uno o dos bigotes de vez en cuando. Los bigotes perdidos como consecuencia de la muda natural volverán a crecer, y perder uno o dos bigotes no afectará negativamente su capacidad para desenvolverse en su entorno. Si los bigotes se le caen de forma excesiva, o si esto va acompañada de pérdida de pelo o de una anomalía en la piel, lo mejor es que lo lleves al veterinario para que lo examine, ya que puede ocultar algún problema subyacente.


Crédito de Imagen Principal: slidesl, Shutterstock

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.