Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

Las 16 razas de gatos más grandes: gatos domésticos gigantes

Brooke Billingsley

By Brooke Billingsley

Gato de pelaje largo y negro entre pasto alto.

El tamaño no siempre importa, pero a veces, cuando se trata de elegir un gato, sí que puede hacerlo. Algunas personas prefieren la estética de peluche de algunos de los gatos gigantes, mientras que otras simplemente prefieren un gato más grande, más parecido a un perro, sin sacrificar las cualidades que todos adoramos en los felinos. Éstas son las razas de gatos más grandes que podrías considerar añadir a tu hogar.

hepper single cat paw divider

Las 16 razas de gatos más grandes

1. Maine coon americano

Maine coon tumbado sobre una manta de cuadros.
foto por: Akifyeva S, Shutterstock

Esta tan querida raza es el gato estatal de Maine, y por una buena razón. Los Maine coons son gatos grandes y amorosos, conocidos por su espeso pelaje doble, su destreza para la caza y su amor por los suyos. Esta raza rara vez pesa menos de 4 kilos y suele superar los 10 kilos. El gato más grande del que se tiene constancia es un Maine Coon llamado Barivel, que midió en 2018 un metro y medio de longitud desde la cabeza hasta la punta de la cola.


2. Gato de los bosques de Noruega

Gato noruego de color grisáceo y pecho blanco caminando sobre el césped.
foto por: Fritz_the_Cat, Pixabay

También conocido como Skogkatt, el gato de los bosques de Noruega, es un gato robusto que adora a su gente, pero los quiere a su manera. Tienen un doble pelaje impermeable que originalmente les protegía de los duros inviernos escandinavos. Esta raza fue desarrollada probablemente por los vikingos, o incluso antes, y suele pesar entre 4,5 y 7 kilos.


3. Ragdoll

Gato de pelaje pomposo y ojos azules sentado sobre un suelo de madera.
foto por: jurra8, Shutterstock

Llamado así por su manera de doblarse como un muñeco de trapo cuando se le levanta del suelo, el ragdoll es un gato precioso de cuerpo musculoso y pelaje suave. Mucha gente compara a los ragdoll con los perros por su tendencia a hacer cosas de perro, como saludar a sus dueños en la puerta, seguirles de una habitación a otra y jugar a buscarlos. El ragdoll puede pesar entre 4,5 y 10 kilos cuando es adulto.


4. Chausie

Gato de pelaje corto junto a granos de café esparcidos.
foto por: Tania__Wild, Shutterstock

El chausie es un gato atlético con un cuerpo largo y ágil y una personalidad adiestrable y curiosa. Este gato se desarrolló a partir del gato de selva, que fue domesticado por los antiguos egipcios y suele encontrarse momificado en las tumbas. El chausie es el producto de un cruce entre el gato de selva y un gato doméstico, y su origen data, probablemente, del año 1990. Esta raza suele pesar entre 3,5 y 7 kilos, pero incluso los ejemplares más pequeños suelen tener el cuerpo y las patas largas.


5. Chartreux

Gato de pelaje corto pero pomposo, de ojos naranjas, tumbado en el suelo.
foto por: LucasBouillon, Pixabay

Esta rara raza de gato se desarrolló en Francia y ya en el siglo XVI se documentan descripciones de un gato de aspecto similar. El chartreux tiene un pelaje azul y lanoso y una cara que parece sonreír permanentemente. Tranquilos y poco exigentes, estos gatos tienen una personalidad similar a la del Ragdoll, a menudo disfrutan con los juegos de buscar y traer y acuden cuando se les llama por su nombre. Tienen un cuerpo de huesos grandes y pueden pesar entre 3 y 6 kilos.


6. Británico de pelo corto

Gato gris, de pelaje pomposo, pero corto y de ojos naranjas tumbado en un sofá.
foto por: Boris Debusscher, Unsplash

El británico de pelo corto es un gato tranquilo con un gran amor por su gente y una personalidad adaptable. Maduran lentamente y, normalmente, alcanzan su tamaño completo a los 3 años. Son gatos fornidos con cuerpos musculosos. Se cree que estos gatos son la raza inglesa más antigua, y pesan entre 3 y 8 kilos.


7. Bobtail americano

Gato de pelaje tricolor y ojos verdes sobre un bordillo de madera.
foto por: Mary McDonald, Shutterstock

El bobtail americano tiene una bonita cola ladeada y aspecto de gato salvaje. Son gatos juguetones, interactivos y cariñosos, a los que se puede adiestrar con correa y que aprenden solos a jugar, como al escondite y a buscar. Maduran en torno a los 3 años de edad y alcanzan de 3 a 7 kilogramos.


8. Siberiano

Gato de pelaje claro y cola pomposa sobre un tronco caído.
foto por: Just-Mila, Shutterstock

Estos poderosos felinos son muy queridos por el pueblo ruso; existen desde hace cientos de años. Tras el final de la Guerra Fría, los primeros siberianos fueron llevados a Estados Unidos, introduciendo sus personalidades intrépidas y desenfadadas en otro país. Tienen un pelaje triple único y pueden pesar entre 3,5 y 9 kilos.


9. Persa

Gato de pelaje pomposo y color blanco mirando hacia atrás.
foto por: Linn Currie, Shutterstock

Los persas pertenecen al grupo de los gatos grandes de menor tamaño, y suelen pesar entre 3,5 y 5,5 kg. Son gatos de pelo largo, cara achatada y ojos grandes y redondos. Son uno de los gatos perenne preferidos por su personalidad dulce y serena. Esta raza existe desde antes del 1600 a. C., lo que la convierte en una de las razas de gatos más antiguas.


10. Pixiebob

Gato de pelo corto, atigrado y ojos verdes tumbado en un colchón.
foto por: Hernan J. Martin, Shutterstock

Durante mucho tiempo se pensó que esta inusual raza de gato estaba emparentada con los linces, aunque las pruebas de ADN no lo han demostrado. Tienen un aspecto salvaje similar al del bobtail americano, pero generalmente con el pelaje más corto. El Pixiebob es la única raza felina en la que la TICA acepta la polidactilia, lo que significa que estos gatos pueden tener dedos de más. Esta raza pesa entre 3,5 y 8 kilos.


11. Gato savannah

Gato moteado, rayado, de orejas grandes y puntiagudas tumbado sobre una superficie naranja.
foto por: kuban_girl, Shutterstock

Actualmente, el gato sabana no es una raza felina aceptada debido a su naturaleza híbrida. Este gato es una combinación de gato doméstico y serval, que es un tipo de gato salvaje autóctono de algunas zonas de África. Su tenencia no es legal en todas las zonas, por lo que es importante comprobar las leyes locales antes de llevar uno de estos gatos híbridos a casa. Pueden pesar entre 5 y 11 kilos, lo que los convierte en uno de los gatos más pesados de la lista.


12. Bengalí

Gato bengalí en lo alto de un árbol seco y cortado.
foto por: Seregraff, Shutterstock

El gato bengalí es un gato muy activo que no es para los débiles de corazón. Se parecen mucho a los perros por su amor por el agua, el juego de la pelota y su tendencia a seguir a su gente. Son muy habladores y te mantendrán alerta. Les encanta saltar y trepar. Debes proporcionarles superficies resistentes para trepar, ya que pueden llegar a pesar entre 3,5 y 7 kilos.


13. Van turco

Gato turco de color blanco en el césped de un jardín.
foto por: Vadim Petrakov, Shutterstock

El Van turco, también llamado «vancat», es una raza rara de gato que sólo existe en EE. UU. desde hace unos 40 años. Estos gatos son apreciados en su tierra natal por su potencia y agilidad. Son gatos sanos con necesidades mínimas de acicalamiento, y pueden llegar a pesar entre 3 y 10 kilos, aunque la mayoría supera los 4,5 kilos.


14. RagaMuffin

Gato de pelaje abultado, de color blanco y negro, tumbado sobre un mueble de madera.
foto por: Billy Ong, Shutterstock

Se trata de una preciosa raza de gato con pelaje de conejo y ojos grandes y expresivos. El ragamuffin es una raza paciente que desarrolla un fuerte vínculo con su gente. Pesan entre 2,5 y 6 kilos y tienen una complexión sólida y musculosa. Al igual que los ragdoll, esta raza también es propensa a cojear como un muñeco de trapo cuando se le coge.


15. Highlander

Gato moteado, de ojos amarillos o verdosos, sobre una valla de madera.
foto por: Patrick Hatt, Shutterstock

Los highlander son un gato híbrido que es un cruce entre las razas de gatos lince del desierto y rizo de la selva. Esta raza es principalmente doméstica, pero tiene algunos genes notables de gato montés. Son gatos juguetones, orientados a las personas y de complexión robusta, que a menudo pesan entre 4,5 y 9 kilos.


16. Gato doméstico

Gato de pelaje largo, de color blanco y negro y ojos verdes, tumbado sobre el césped.
foto por: brisch27, Pixabay

¡A éste no le hace falta ser de ninguna raza! El gato doméstico no sólo se refiere a los gatos domesticados, sino también a los gatos callejeros, silvestres y de callejón del mundo. Estos gatos tienen todas las formas y tamaños, dependiendo de su genética individual. Esto significa que puedes tener un gato que sólo pese unos pocos kilos cuando crezca del todo, o un gato doméstico que supere los 9 kilos.
hepper cat paw divider

Conclusión

Vivir con grandes felinos puede ser un placer, ya que cada raza tiene su propia personalidad y aspecto. Tanto si tienes una casa grande como pequeña, hay un gato grande que se adaptará a ella. En general, las razas de gatos grandes son gatos resistentes y sanos, con un gran amor por sus familias. Independientemente de lo que busques en ese gato que esperas traer a casa, ninguna de las opciones disponibles en el mundo de los felinos gigantes te decepcionará.


Crédito de Imagen Principal: Joanna22, Shutterstock

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.