Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

5 causas de celos en los gatos (y cómo solucionarlo)

Nicole Cosgrove Profile Picture

By Nicole Cosgrove

Abyssinian cat hisses
foto por Slava Dumchev, Shutterstock

Amas a tu gato pero, últimamente, parece estar un poco obsesionado contigo. Tu gato no te deja solo y hasta te diste cuenta de algunas conductas extrañas, como ataques de rabia o comportamientos destructivos como, por ejemplo, rasguñar los muebles. ¿Los gatos sienten celos y es lo que podría estar pasando?

Es normal que queramos traducir el comportamiento de nuestros animales en términos de emociones humanas, como los celos, pero, la verdad, es que los gatos no los sienten tal y como los sentimos nosotros. Por naturaleza, son animales muy territoriales y competitivos y los celos son la forma en la que reaccionan cuando sienten que necesitan defender el lugar que les corresponde en sus casas.

No importa cómo describes el comportamiento de tu gato, no es para nada agradable como compañero de piso y te gustaría que parara. El primer paso para resolver los celos de tu gato es entender lo que de verdad está pasando. Aquí van 5 razones por las que tu gato podría estar celoso y cómo puedes hacer para evitarlo.

hepper cat paw divider

Las razones más comunes del porque lso gatos se ponen celosos

Como mencionamos antes, los celos en los gatos son sinónimo de que se sienten inseguros o amenazados por algo en su entorno. Las causas pueden ser muchas, pero, mientras tanto, aquí van los motivos más comunes.

1. Un nuevo integrante de la familia

La llegada de un nuevo sujeto en tu casa, ya sea persona o animal, puede desencadenar en tu gato una serie de comportamientos poco agradables. No importa si estamos hablando de un bebé, una pareja o un cachorro: tu gato puede percibir que este nuevo integrante no pertenece a su territorio y reaccionar con desconfianza. Además, puede llegar a sentir la necesidad de competir con el nuevo componente para obtener tu atención, y esto puede degenerar hasta llegar a los celos.

Un gato gris al lado de un bebé
foto por aprilante, Shutterstock

2. Pérdida de atención

No se trata solamente de un nuevo integrante de la familia sino de cualquier cosa a la que le prestes más atención que a tu gato. Ya sea por un nuevo proyecto, tu teléfono, o simplemente haber empezado a trabajar desde casa, tu minino siente que le dedicas menos tiempo. Esto puede llevarles a demostrar los celos que has visto en este último período.


3. Escasa socialización

Los gatos que de pequeños tuvieron poca oportunidad de socializar, suelen ser animales inseguros o muy dependientes de sus dueños. Un ejemplo de esto es un gatito que, creciendo, tomaba leche de la mamadera. El gato adulto que creció sin mamá gata y sin hermanos gatitos que le hayan enseñado cómo crear vínculos y lazos, suele tener dificultades en saber convivir con situaciones nuevas y puede reaccionar con celos.

Gato blanco bravo
foto por Pixabay

4. Cambios en su rutina

Cualquier cambio, desde un trabajo tan grande como la remodelación de la casa hasta algo tan pequeño como cambiar de sitio su platillo, puede desembocar en sensaciones de inseguridad y celos.


5. Falta de espacio personal

Los gatos son animales muy territoriales y, si sienten que no tienen espacio personal suficiente, pueden ponerse un poco aprensivos. Este es el caso en el que tu animalito está obligado a compartir areneros, platillos y camitas con otros gatos; aunque también pueden sentirse agobiados por el aumento de personas u objetos en la casa.

Un gato bravo
foto por Pixabay

Indicios de un comportamiento celoso

La aprehensión y la obsesión que tu gato demuestra contigo sólo son algunos de los síntomas de que puede estar celoso. Aquí va una lista de otras actitudes que puedes estar viendo:

  • Soplidos,  gruñidos o zarpazos hacia ti o hacia otros.
  • Invadir tu espacio personal en bùsqueda de atención
  • Actitudes agresivas, como morder o rasguñar
  • Comportamiento destructivo como arañar muebles, afilarse las uñas sobre alfombras o paredes
  • Orinar fuera de su caja de arena

hepper cat paw divider

¿Qué hacer para que tu gato deje de estar celoso?

Casi seguramente, los celos de tu gato son molestos e incluso pueden llegar a ser peligrosos, sin importar en qué forma él los manifieste. Además, por más que tu minino te vuelva loco, sabemos que quieres hacer todo lo posible para que sea feliz. Entonces… ¿Cómo puedes acabar con sus celos y hacer que la vida sea más fácil para ambos?

Entiende qué factor provoca los celos en tu gato

Como ya mencionamos antes, no puedes hacer que tu gato deje de estar celoso sin antes haber entendido el motivo de su comportamiento. El primer paso es empezar a buscar los 5 indicios que acabamos de enumerar. Piensa en lo que puede haber cambiado en tu vida: por más pequeño que sea, puede haber causado un gran trauma en tu compañero de siestas. En cuanto hayas entendido sus motivos, vas a poder ayudarlo a parar.

Un pastor alemán olfateando un gato gris
foto por Pixabay

Prestarle más atención

Si tu gato está celoso porque siente que no le prestas demasiada atención, la solución más simple es… ¡que empieces a pasar más tiempo junto a él! Pasa tiempo con él todos los días, sin intrusos, acariciándolo o jugando juntos. Esto le comunicaría a tu mascota que sigue siendo muy importante para ti y que no necesita reaccionar con violencia para llamar tu atención.

Concédeles espacio

Si tu gato siente que tiene que competir con otros gatos por su espacio, es probable que se sienta incómodo y empiece a tener actitudes un poco agresivas; por este motivo es importante que cada gato tenga su espacio y sus pertenencias personales. Lo mejor sería que hubiese un arenero por cada gato y una caja de arena extra que no sea de nadie en particular. Además, puedes dar de comer a cada una de tus mascotas en espacios separados, cada uno con su propio cuenco de agua y comida, para disminuir el instinto de competencia por el territorio.

Una niña presentándole un gato blanco a un perro sabueso basset
foto por Oksana Shufrych, Shutterstock

Crea asociaciones positivas

Si tu gato está celoso por la llegada de una nueva mascota o de un bebè, podrías probar a crear experiencias positivas alrededor del nuevo inquilino, como darle de comer o acariciarlo mientras tienes a tu bebé en brazos. También puedes darle de comer a tu gato al mismo tiempo que a la nueva mascota, uno a cada lado de una puerta cerrada. De esta manera, ambos van a poder empezar a reconocer y aceptar el olor del otro mientras asocian el estímulo a una comida sabrosa.

Pídele ayuda a tu veterinario

Puede que haya llegado el momento de consultar a tu veterinario, si ya has intentado todo y nada ha logrado que tu gato se sienta más tranquilo. En una visita puede sugerir estrategias o, si hace falta, hasta medicamentos. Si los problemas de celos de tu gato son muy graves, es probable que tu veterinario te derive a un especialista en comportamiento animal.

hepper cat paw divider

Conclusión

Lidiar con un gato celoso puede ser una situación frustrante y molesta. Afortunadamente, existen varias soluciones y no tiene que pasar por esto solo. Ten a mente que el primer paso es identificar cual es la causa del cambio de conducta de tu minino. Los 5 motivos que enumeramos aquí arriba son un buen comienzo para tu investigación. No tengas miedo en pedir ayuda antes de renunciar a tener una relación hermosa con tu gato.


Crédito de Imagen Principal Slava Dumchev, Shutterstock

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.