Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

19 cosas divertidas que hacer con tu perro (ideas para interior y exterior)

Nicole Cosgrove Profile Picture

By Nicole Cosgrove

happy dog

Todo el mundo sabe que tener un perro puede ser una de las cosas más divertidas y gratificantes que hagas en tu vida. Después de todo, ¿qué puede haber mejor que su amor incondicional y su compañía entusiasta?

Lo que no te dicen es lo aburrido que puede ser jugar a buscar la comida por milésima vez, o lo rápido que los paseos pueden convertirse en una terrible tarea.

Con esto en mente, hemos recopilado una lista de algunas de las cosas más divertidas que puedes hacer con tu perro. Las nuevas actividades os unirán más, os darán a ambos un respiro de la monotonía y, lo que es más importante, darán a tu perro nuevos lugares donde hacer sus necesidades.

Divider 1

Las 19 cosas divertidas que hacer con tu perro

En Interiores

Si estás encerrado en casa porque el tiempo no coopera o por cualquier otra razón, encontrar actividades divertidas puede convertir un día monótono en uno memorable .Éstas son algunas de nuestras cosas favoritas para hacer cuando no podemos salir de casa:

1. Búsqueda del tesoro

Perro olisqueando entre árboles y hojas secas.
foto por: Sundays Photography, Shutterstock

Una cosa divertida que puedes hacer con tu perro es esconder golosinas por la casa y ver cuánto tarda en encontrarlas. Esto funciona mejor si utilizas golosinas con un olor fuerte, y tu perro perderá absolutamente la cabeza cada vez que capte el rastro de olor.

Lo bueno de las búsquedas del tesoro es que es fácil personalizar el nivel de dificultad, así que puedes esconderlas en lugares difíciles de encontrar si tienes un genio entre manos, o puedes hacerlo dolorosamente fácil si tienes un bulldog.

Sólo asegúrate de recordar dónde estaba todo escondido, o puede que algún día te encuentres intentando localizar una golosina para perros podrida.


2. Jugar al escondite

Mujer buscando algo detrás de la esquina.
foto por: StockSnap, Pixabay

Esto es similar a la idea de la búsqueda del tesoro, excepto que tú eres la golosina escondida. Busca un lugar donde esconderte, y luego llama a tu perro para que se acerque a ti.

Se excitará tanto buscándote a ti como a las golosinas, y no tendrás que preocuparte de que se ponga gordinflón en el proceso. Pero lo mejor de todo es que ver a tu perro intentar localizarte es increíblemente adorable.

Pero asegúrate de que puedes vigilarlos. Aunque es bueno divertirse, también es importante asegurarse de que no se escapan y se pierden.


3. Aprender nuevos trucos

Perro pequeño de color blanco y orejas negras y puntiagudas.
foto por: Sergey Lavrentev, shutterstock

Estimular la mente de tu perro puede hacer que se relaje con la misma eficacia que un emocionante juego de buscar y traer, y es mucho menos peligroso para tus muebles. Además, tener un perro mejor educado es una victoria en sí misma.

Dedica unos 30 minutos a enseñarle una nueva orden. Puede ser algo útil, como “déjalo”, o algo tan tonto como “hazte el muerto” Lo importante es pasar tiempo juntos y aprender a comunicarse (y, por supuesto, comer golosinas).


4. Apuestas

Lo sabemos, lo sabemos: apostar con perros es una mala idea porque no tienen dinero y hacen trampas al póquer. Sin embargo, jugar al monte de tres cartas, o encontrar la golosina con ellos, puede ser divertido y estimulante para ambos.

La idea es elegir tres tazas, y luego mostrar a tu perro que hay una deliciosa golosina debajo de una de ellas. Luego, revuélvelos y comprueba si tu perro puede encontrarlo. Si acierta, se lleva la golosina. Si no, vuelve a jugar.

Si tu perro no es precisamente un erudito, puedes utilizar vasos transparentes hasta que entienda el truco.


5. Juguetes dispensadores de golosinas

Algunos juguetes están fabricados para contener golosinas que liberan cuando tu perro los manipula eficazmente. Esto puede mantener a tu perro fascinado durante bastante tiempo, lo que puede ser increíblemente entretenido para ti.

También puedes coger un Kong (un juguete que puedes rellenar de comida), rellenarlo de mantequilla de cacahuete y luego congelarlo. Esto crea una golosina perfecta para los días de verano y que tu perro tardará un buen rato en terminarse.


6. Juegos con cachorros

Perro sin correa olisqueando a otro que sí la lleva puesta.
foto por: apazuhanich, Shutterstock

Otra cosa divertida que puedes hacer con tu perro es organizar una cita para jugar con un amigo de la zona, que puede ser muy beneficiosa para todos los implicados. Despeja un espacio para que jueguen y luchen, y luego siéntate y observa cómo el otro perro hace todo el trabajo de entretener a tu mascota.

Esto mejora las habilidades sociales de tu perro, además de darle un vía de escape saludable a su energía, pero lo mejor de todo es que tu vecino sentirá que te debe una.


7. Recoger juguetes

Perro de color blanco y negro con una pelota de goma en la boca.
foto por: Julia Zavalishina, Shutterstock

Tendrás que esforzarte para conseguirlo, pero una vez que se lo enseñes a tu perro, conseguirás que limpie lo que ensucia y que se divierta en el proceso.

Tendrá que conocer órdenes como “agarra eso” y “suéltalo” antes de empezar, pero puedes hacerle “agarrar” juguetes que estén en el suelo y “soltarlos” en su caja de juguetes.

Cuando termine el juego, tu perro tendrá la barriga llena de golosinas y la mente cansada, mientras que tú tendrás la casa limpia y esa canción de Mary Poppins metida en la cabeza.

Divider 7

En Exteriores

No faltan cosas divertidas y estimulantes que hacer con tu perro dentro de casa, y todo lo que necesitas es un poco de imaginación.

Sin embargo, usar la imaginación puede parecer mucho trabajo, y lo cierto es que es mucho más fácil encontrar cosas que hacer con tu perro al aire libre. He aquí algunas cosas que nos encanta hacer y que quizá no hayas considerado:

8. Ir a la playa

Mujer corriendo con su perro con correa en la playa.
foto por: Пан Микола, Pixabay

Aunque ir de excursión es una forma estupenda de quemar energía, visitar una playa apta para perros es como una excursión con esteroides. Hay un montón de estímulos en forma de agua, pájaros y gente, y caminar sobre la arena es naturalmente más agotador que hacerlo sobre tierra firme.

Además, si tu perro decide aventurarse en el agua, nadar lo dejará feliz y exhausto.

Sólo ten cuidado, porque, además de los peligros normales como las personas y otras mascotas, tienes que preocuparte por la posibilidad de ahogamiento o de que algún otro animal intente atraer a tu perro al peligro. Asegúrate de vigilar de cerca a tu compañero en todo momento.


9. Ir de compras

Perro pequeño en un carrito de la compra.
foto por: skrotov, Shutterstock

Si se llevan bien con la gente, otra cosa divertida que puedes hacer con tu perro es llevarlo a un centro comercial al aire libre, que puede ser una gozada para los dos. Tiene la oportunidad de ver a un montón de gente y lugares nuevos mientras disfruta de la adoración de desconocidos.

Mientras tanto, tú consigues un perro cansado, algunas cosas nuevas y, si juegas bien tus cartas, puede que incluso una nueva cita para ti.


10. Entrenamiento de agilidad

Perro en un entrenamiento de agilidad.
foto por: Anja Szych, Pixabay

Enseñar a tu perro a correr una carrera de obstáculos es posiblemente la actividad definitiva. Estimula tanto el cuerpo como el cerebro de tu perro, a la vez que os une más que nunca.

Aunque puedes hacerlo de forma competitiva si quieres, no hace falta que te lo tomes tan en serio para ver sus ventajas. Puedes comprar parte del equipo y montar un campo en el patio trasero si quieres, y no cuesta un ojo de la cara.

Por otra parte, si lo haces tú solo, no tendrás forma objetiva de determinar cuánto mejor es tu perro que todos los demás cachorros.


11. Ir de acampada

Dos perros dentro de una tienda de campaña.
foto por: dezy, Shutterstock

Muchos campings admiten perros, o puedes llevar a tu peludo compañero fuera de los caminos ya conocidos y montar una tienda en algún lugar al aire libre. Es probable que tu perro se sienta en el paraíso, ya que podrá pasar tiempo contigo, dar un largo paseo por la naturaleza y pasar el rato junto a la hoguera pidiendo sobras.

Sé consciente de lo que te rodea. Acampar puede pasar rápidamente de divertido a terrorífico si te encuentras con un oso, una serpiente venenosa o un yeti.


12. Prueba el geocaching (o la geolocalización)

Perro siendo paseado por el bosque con una correa roja.
foto por: Audrius Vizbaras, Pixabay

Ya hemos sugerido una búsqueda del tesoro en interiores, ¿qué tal una a escala global? geocaching te lleva por todo el mundo, mientras sigues tu GPS hasta determinados lugares para encontrar objetos ocultos.

Te sentirás como Indiana Jones, y a tu perro le encantará disfrutar tanto de un paseo en coche como de una caminata.


13. Come en un restaurante nuevo

Perro relamiéndose enfrente de un plato de comida.
foto por: Yurii Onyshchenko, Shutterstock

Los restaurantes que admiten perros son cada vez más comunes, y puedes disfrutar de una comida con tu fiel crítico reputado de comida a tu lado. Muchos lugares tienen patios especiales donde tú y tu perro podéis cenar, y algunos incluso tienen menús especiales para tu cachorro.

Por otra parte, no te juzgaremos por compartir tu chuletón con él. Asegúrate de que deja propina.


14. Visita un parque para perros sin correa

Dos perros pequeños jugando con un juguete morado.
foto por: alexei_tm, Shutterstock

Si tu cachorro juega bien con los demás, un parque para perros sin correa le parecerá el paraíso. Son grandes extensiones de terreno valladas en zonas urbanas donde la gente puede dejar que sus cachorros corran libres y jueguen con otros perros. Es una forma estupenda de agotar a un perro en un santiamén.

Dicho esto, sólo son tan seguros como las demás personas y mascotas que estén allí. Algunas personas llevan perros que no tienen por qué estar sueltos, mientras que otras ignoran los requisitos sobre vacunas y otros peligros para la salud. Vigila a tu perro en todo momento.


15. Organiza una sesión de fotos

Perro con collar rojo metido en una maceta.
foto por: Freepik

Si hay una frase que nunca se ha pronunciado, es: “No, gracias, tengo demasiadas fotos de mi perro” Aunque todas las instantáneas espontáneas de tu iPhone serán recuerdos preciados para el resto de tu vida, no pueden igualar a una sesión de fotos profesional.

Busca a alguien especializado en fotografía de mascotas, y luego hablad de los lugares más mágicos para hacer unas cuantas fotos. El resultado final merecerá la pena, y las fotos serán probablemente algunas de tus posesiones más preciadas.


16. Haz un recorrido a pie por tu ciudad

Mujer paseando a su perro por la calle.
foto por: y Quinn Kampschroer, Pixabay

Independientemente del tiempo que lleves viviendo en tu ciudad actual, es probable que haya algunos lugares que aún no hayas explorado. Puedes aprender mucho más sobre tu ciudad natal mientras llevas a tu cachorro en un recorrido a pie.

Incluso puedes ir un paso más allá y planificar la excursión de modo que paréis en uno o dos restaurantes que admitan mascotas por el camino..


17. Planta un huerto

Perro con un ojo de color oscuro con una flor en la boca.
foto por: Spiritze, Pixabay

Si tienes un perro-excavadora entre manos, puedes aprovechar sus instintos naturales plantando un huerto. Haz que caven los agujeros y luego puedes rellenarlos con plantas o árboles.

Pero asegúrate de que las plantas que utilices sean seguras para los perros. Además, no te encariñes demasiado con tu nuevo jardín. Al fin y al cabo, tienes una excavadora entre manos.


18. Dar un paseo en bici

Pastor alemán junto a su dueño con una bicicleta.
foto por: Bobex-73, Shutterstock

Si confías en la capacidad de tu perro para seguirte el ritmo (y no frenar de golpe), un paseo en bici es una forma estupenda de que ambos queméis algunas calorías.

También puedes conseguir un remolque para bicicleta y llevar a tu perro detrás de ti. Esto es estupendo para los perros mayores o los que creen que son demasiado buenos para hacer footing.


19. Ve al autocine

Perro sentado de copiloto mirando hacia atrás con la lengua fuera.
foto por: oneinchpunch, Shutterstock

A algunos cachorros les gusta más Netflix que buscar, y si tienes un autocine cerca, ver el último estreno es una forma estupenda de disfrutar de un pasatiempo conocido en un entorno nuevo.

En muchos autocines también hay sitio para hacer comidas al aire libre, así que puedes acompañar la película con una buena comida. Prepárate para compartir tus palomitas.

Divider 3

Diversión sin parar

Tanto si estás encerrado en casa como si quieres explorar el exterior, hay muchas formas divertidas de establecer un vínculo con tu perro que quizá no habías considerado.

Estas opciones son un buen punto de partida, pero no se trata en absoluto de una lista exhaustiva. Si mantienes los ojos bien abiertos para encontrar nuevas formas de divertirte con tu cachorro, disfrutaréis constantemente de nuevas aventuras.

Y en serio: llevar a tu perro al centro comercial es una forma estupenda de conseguir una cita.


Crédito de Imagen Principal: ZigmarsBerzins, Pixabay

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.