Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

Cómo hacer que un gato deje de maullar: 7 métodos aprobados por el veterinario

Nicole Cosgrove Profile Picture

By Nicole Cosgrove

Gato atigrado de ojos verdes mirando a cámara.

Prácticamente, todos los gatos maúllan. Pero algunos lo hacen más que otros. Muchos gatos sólo maúllan de vez en cuando, como cuando tienen hambre. Otros gatos pueden maullar casi constantemente sin motivo aparente. Los maullidos y aullidos excesivos pueden deberse a muchas causas distintas, por lo que a veces puede ser difícil averiguar por qué tu gato es tan ruidoso.

Normalmente, el maullido excesivo no es un gran problema, pero en algunas circunstancias puede serlo. Si tu gato maúlla en mitad de la noche, puede interrumpir tu sueño. Otras veces, los maullidos de tu gato pueden impedirte realizar tareas que requieran concentración o hablar con otras personas de la casa.

Aquí te ayudaremos a averiguar por qué tu gato maúlla tanto y te ofreceremos consejos para poner fin a ese comportamiento.

hepper cat paw divider

¿Cuál es la causa del maullido excesivo?

Hay varias cosas que pueden provocar maullidos excesivos. Algunos motivos pueden ser graves, mientras que otros son simplemente molestos. Averiguar por qué es esencial para eliminar el problema.

1. Enfermedad

La mayoría de los gatos son buenos ocultando su dolor y angustia cuando están enfermos. Se trata de un rasgo evolutivo que les ayudó a sobrevivir en la naturaleza, aunque es menos útil en cautividad. Por eso, la mayoría de las enfermedades no provocan maullidos excesivos. Sin embargo, hay algunos que sí pueden. La demencia gatuna puede causar confusión, lo que puede provocar maullidos y aullidos excesivos sin motivo aparente. Las enfermedades tiroideas y renales también pueden provocar vocalizaciones excesivas.

Si tu gato empieza a maullar aleatoriamente más de lo habitual, puede ser señal de que algo le está causando problemas. Una visita al veterinario es necesaria para asegurarte de que tu gato goza de buena salud.


2. Búsqueda de atención

A menudo, los gatos maúllan cuando quieren llamar la atención. A muchas razas no les gusta quedarse solas durante mucho tiempo. Si estás todo el día en el trabajo, puede que tu gato busque atención incesantemente cuando llegues a casa. Algunos gatos pueden necesitar más atención que otros y pueden maullar más por este motivo.

Debes pasar tiempo de calidad con tu mascota todos los días. Sin embargo, no debes recompensar a tu gato por maullar. Los cuidados preventivos son importantes para garantizar que tu felino se sienta atendido y no necesite maullar para llamar la atención todo el tiempo.

Gato de color blanco y ojos azules mirando hacia arriba.
foto por: JackieLou DL, Pixabay

3. Necesidades insatisfechas

Muchos gatos maúllan insistentemente cuando necesitan algo. Por ejemplo, puede que tu felino tenga el cuenco de la comida vacío y te maúlle para que se lo llenes. La comida es la necesidad más común por la que maúllan los gatos. Sin embargo, algunos gatos pueden maullar para pedir agua, jugar o incluso una caja de arena más limpia.


4. Estrés

El estrés puede hacer que los gatos tengan comportamientos confusos. El maullido excesivo puede ser uno de ellos. Todo tipo de cosas pueden causar estrés a los felinos. Obviamente, los grandes acontecimientos pueden causar estrés, como mudarse a una nueva casa o cambiar su rutina. Sin embargo, hay otras cosas que también pueden causar estrés, aunque no nos parezcan tan graves. Los gatos pueden enfadarse cuando un nuevo animal se muda a la casa de al lado, por ejemplo.

Gato café y blanco tumbado y mirando a cámara.
foto por: medveda, Shutterstock

5. Hormonas

Los gatos que no están esterilizados o castrados maullarán y vocalizarán excesivamente de vez en cuando en un intento de atraer a su pareja. Las hembras maullarán y harán otras vocalizaciones muy características y fuertes cada vez que estén en celo. Sin embargo, los machos también maúllan, aúllan y vocalizan si oyen u olfatean a una hembra en celo. Hay poco que puedas hacer para evitarlo, aparte de esterilizar o castrar a tu gato.


6. Cría

Algunas razas son ruidosas. Así es como se crean. El siamés es uno de los gatos ruidosos más conocidos, y son extremadamente habladores. Si quieres evitar el ruido, no deberías elegir una de estas razas más ruidosas. No hay mucho que puedas hacer para evitar que maúllen y vocalicen, simplemente es lo que hacen.

Gato atigrado sentado en un sofá.
foto por: Anatoliy Cherkas, Shutterstock

Soluciones para que un gato deje de maullar

1. No ignores los maullidos

No debes recompensar a tu gato maullando para llamar la atención. Sin embargo, tampoco debes ignorarlo automáticamente. Los maullidos pueden significar que ocurre algo más grave, y ésta puede ser tu primera oportunidad de detectarlo. Debes esforzarte por establecer el motivo de los maullidos de tu gato. Si no consigues resolverlo o si observas algún otro comportamiento extraño, debes acudir al veterinario. Sobre todo si el maullido es repentino y fuera de lo normal.

Gato atigrado tumbado sobre el regazo de una mujer con un chico al lado.
foto por: LightField Studios, Shutterstock

2. Presta atención cuando el gato esté tranquilo

Si se ha comprobado la salud de tu gato y está bien, es probable que esté maullando para llamar la atención. No debes acariciar a tu gato ni prestarle atención cuando esté haciendo ruido. Esto les enseñará que maullar es la mejor forma de llamar tu atención. En lugar de eso, debes esperar a que tu gato se calle un momento y luego ofrecerle atención. Aunque sólo sea para respirar entre maullido y maullido, 5 segundos de silencio son suficientes.

Esto acabará enseñando a tu felino que callándose es como llama la atención, no maullando. Esta puede ser una solución fácil, ya que no requiere tiempo extra. Sin embargo, también tarda en funcionar en la mayoría de los casos. Aunque para muchos gatos es un concepto sencillo de asimilar, adquirir la disciplina suficiente para no maullar puede resultar difícil.


3. Proporciona más estímulos

Algunos gatos maúllan porque se aburren o se sienten solos. Proporcionar una estimulación adicional puede ayudar con estos dos problemas. Aunque la estimulación adicional no siempre evitará que tu gato se sienta solo, puede mantenerlo entretenido mientras no estás. Seguirás teniendo que prestar atención a tu gato con regularidad, ya que los juguetes no sustituirán a la socialización.

Los juguetes rompecabezas son una gran opción, ya que pueden mantener entretenido a tu gato durante mucho tiempo. Puedes comprar juguetes comerciales o hacer los tuyos propios. Normalmente, se utiliza comida dentro de los juguetes para mantener su interés.

Las estructuras para trepar también pueden ser útiles, ya que los gatos pueden jugar en ellas de muchas maneras. Muchos disfrutarán correteando por la estructura de escalada, mientras que otros subirán a la cima para echarse una siesta. Son juguetes multifuncionales perfectos para mantener a los gatos interesados y entretenidos.


4. Considera la posibilidad de recurrir a un cuidador de mascotas

Si tu gato se siente solo durante el día, considera la posibilidad de que una niñera le haga compañía durante el día. Algunas razas necesitan más atención que otras. Esto suele estar ligado a su raza, por lo que debes investigar a fondo las razas de gatos antes de decidirte a adoptar uno. Si no estás mucho en casa, no deberías adoptar un gato que necesite mucha atención.

Sin embargo, si ya tienes un gato, puede que tu única opción sea contratar a un cuidador de mascotas que venga a estar con tu gato durante el día. Asegúrate de que el cuidador sepa que sólo debe prestar atención a tu gato cuando esté tranquilo.

Gato tricolor junto a una persona.
foto por: Jaromir Chalabala, Shutterstock

5. Considera las dietas ricas en fibra

Algunos felinos pueden maullar a menudo porque tienen hambre, aunque técnicamente reciban mucha comida. Una dieta rica en fibra puede ayudarles a mantenerse saciados durante más tiempo, lo que puede evitar que maúllen pidiendo comida antes de la siguiente comida. Puedes encontrar información detallada sobre estas dietas en Internet, pero no dudes en pedir recomendaciones a tu veterinario si te sientes atascado.

También hay suplementos ricos en fibra que pueden evitar que el hambre se apodere de tu gato. Pero, por lo general, te resultará más fácil elegir un alimento que mantenga saciado a tu gato, en lugar de añadir un suplemento adicional al programa.

Una dieta rica en fibra puede ser especialmente útil si tu gato tiende a despertarte por la mañana para que le des de comer. Una comida rica en fibra por la noche puede ayudar a mantener a tu felino saciado hasta por la mañana.


6. Esteriliza a tus gatos

Las gatas maúllan excesivamente cuando están en celo. Esto se debe a las hormonas y es completamente inevitable. Todas las gatas entran en celo a menos que estén esterilizadas, y la mayoría de ellas maúllan y aúllan en exceso. Suele durar una semana o más. La única forma de evitarlo es esterilizar a tu gata. De lo contrario, simplemente tendrás que lidiar con estos periodos hormonales.

Los gatos machos no entran en celo. Sin embargo, maullarán en exceso si huelen a una hembra en celo. De nuevo, la única forma de evitarlo es esterilizar a tu gato. De lo contrario, maullarán excesivamente durante días cada vez que una hembra de su zona entre en celo.


7. Utiliza cuidados preventivos

Debes satisfacer todas las necesidades de tu gato antes de que empiece a maullar. Aliméntalos a la misma hora todos los días y asegúrate de que su cuenco de agua esté siempre lleno. Debes prestarles mucha atención para que no tengan que maullarte insistentemente. Si haces todo esto, tu gato puede dejar de maullar excesivamente por completo.


Crédito de Imagen Principal: Kaan Yetkin Toprak, Shutterstock

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.