Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

¿Los gatos pueden comer ensalada? Guía de seguridad con aval veterinario

Nicole Cosgrove Profile Picture

By Nicole Cosgrove

Bol de ensalada.

Vet approved

Dr. Luqman Javed Photo

Reviewed & Fact-Checked By

Dr. Luqman Javed

DVM (Veterinarian)

The information is current and up-to-date in accordance with the latest veterinarian research.

Learn more »

Los gatos son animales curiosos y a menudo quieren saber qué estamos haciendo, llegando incluso a investigar nuestra comida. A veces nos sentimos tentados a compartir un poco con ellos si sabemos que es seguro. Pero, ¿qué pasa con las ensaladas? Si bien los gatos pueden comer lechuga sin riesgos, hay otros ingredientes en las ensaladas que podrían no ser adecuados para ellos. Que una ensalada sea segura para tu gato depende de su composición.

Analicemos los ingredientes comunes en las ensaladas y hasta qué punto son seguros para tu felino.

hepper-cat-paw-divider

Ingredientes habituales en ensaladas

Gato gris comiendo lechuga.
foto por: olls,Shutterstock

Las ensaladas suelen comenzar con una base de lechuga, a la que se agregan verduras, queso, aderezos y condimentos como sal y pimienta. Los gatos son carnívoros obligados, lo que significa que necesitan carne en su dieta para sobrevivir. Sin suficientes proteínas animales, pueden enfermarse gravemente e incluso morir. Negarles proteínas animales podría tener consecuencias legales en algunas jurisdicciones.

Al considerar si los ingredientes típicos de las ensaladas son seguros para tu gato, ten en cuenta que los felinos no pueden subsistir con una dieta exclusivamente herbívora. Aunque puedan comer algunas partes de la ensalada sin problemas, necesitan proteínas de origen animal para mantenerse saludables.

IMPORTANTE
SIEMPRE consulta a tu veterinario antes de ofrecerle a tu gato cualquiera de estos ingredientes, especialmente si tiene problemas de salud subyacentes, un diagnóstico médico o está bajo medicación.

Lechuga

Los gatos pueden comer lechuga sin problemas, por lo que no te preocupes si lo pillas robando un trozo de tu plato. Aunque no aporta un valor nutricional significativo, la lechuga es rica en fibra, vitaminas A y K y agua, lo que puede ayudar a la hidratación (muchos gatos no beben cantidades suficientes de agua).

Puedes ofrecerle a tu gato un trozo de lechuga ocasionalmente como tentempié.

Espinacas

Las espinacas son seguras para los gatos y tienen más valor nutricional que la lechuga iceberg. Contienen fibra, vitaminas y ácidos grasos omega-3, e incluso se incluyen en algunos alimentos para gatos. Sin embargo, no debes ofrecer espinacas a gatos que padecen cristales de oxalato cálcico en la orina, ya que contiene pequeñas cantidades de este mineral.

Para los gatos sin problemas urinarios o renales, un pequeño trozo de espinacas de vez en cuando no debería causar problemas de salud.

Tomates

Los gatos pueden consumir tomates maduros con moderación, pero deben evitarse los tomates verdes y las partes de la planta (tallos y hojas) debido a su toxicidad. La solanina y tomaína presentes en los tomates inmaduros y en las partes de la planta pueden causar problemas de salud en los gatos, como vómitos, letargo y problemas cardíacos. Asegúrate de que el tomate esté maduro, sin hojas ni tallos, bien lavado y cortado en trozos pequeños antes de ofrecérselo a tu gato.

Gato y unos tomates.
foto por: Chendongshan, Shutterstock

Ajo, cebolla y cebollino

Los miembros de la familia allium, como el ajo, las cebollas y los cebollinos, son tóxicos para los gatos. Incluso en pequeñas cantidades, y en cualquier tipo de presentación (cocida, en polvo, cruda o deshidratada), pueden provocar anemia y otros problemas de salud, ya que los disulfuros y tiosulfatos de la cebolla descomponen los glóbulos rojos de los gatos.

Los síntomas de intoxicación por allium incluyen vómitos, diarrea, letargo, encías pálidas, respiración acelerada y aumento del ritmo cardíaco. Evita ofrecerles alimentos que contengan estos ingredientes y acude al veterinario si sospechas que tu gato ha ingerido alguno de ellos.

Queso

Queso.
foto por: HandmadePictures, Shutterstock

El queso no es tóxico para los gatos, pero la mayoría de ellos no pueden procesar los productos lácteos adecuadamente. Aunque tu gato podría pedirte un pedacito de queso de tu ensalada y no pasa nada si come un poco, no necesita queso ni lácteos en su dieta. El queso es rico en sal y grasa, y una comida para gatos de alta calidad ya les proporciona la cantidad adecuada de sodio y grasa que necesitan.

Consumir alimentos grasos en exceso puede llevar a la obesidad y a otros problemas de salud.
Puedes darle a tu gato un poco de queso de vez en cuando como golosina, pero ten en cuenta que un exceso de lácteos puede causarle dolor de estómago y diarrea.

Pimientos

Los pimientos de todos los colores, al igual que la lechuga, no son tóxicos para los gatos. Si a tu gato le gustan los pimientos como aperitivo, no hay problema en ofrecérselos. Aunque no obtendrán muchos nutrientes de ellos, pueden consumirlos sin riesgo grave para su salud. Sin embargo, debido a su alto contenido en fibra, tu gato podría tener diarrea después de comer un trozo de pimiento. Si esto sucede, no se lo ofrezcas de nuevo.

Aceitunas

Aceitunas verdes y negras.
foto por: Vagelis-Dimas-Pixabay

Tanto las aceitunas verdes como las negras son seguras para los gatos, pero hay que tener cuidado con los conservantes y el carozo. Las aceitunas suelen estar envasadas en aceite o salmuera, que no son recomendables para los gatos.

Puedes eliminar estos conservantes lavando bien las aceitunas antes de dárselas a tu gato. Asegúrate de que no contengan carozos, ya que pueden causar asfixia. Las aceitunas lavadas pueden ser consumidas por tu gato con moderación, aunque no deben ser parte de su dieta regular.

Picatostes (crutones o pan frito)

Los gatos pueden comer pan en pequeñas cantidades, así que los picatostes normales no les causarán daño. No obstante, suelen contener condimentos; asegúrate de que no tengan ingredientes como cebolla y ajo en polvo, que pueden ser perjudiciales para ellos. Un picatoste de vez en cuando no les hará daño, pero no debe ser algo habitual en su dieta.

Aderezos para ensaladas

Es mejor no permitir que tu gato consuma aderezos para ensaladas, ya que muchos contienen cebolla y ajo, que son tóxicos para ellos. Algunos aderezos están hechos con productos lácteos, que pueden causarles diarrea, y las vinagretas contienen aceite, que puede provocar molestias estomacales y diarrea.

Si tu gato accidentalmente prueba un poco de aderezo, no hay motivo de preocupación inmediata, pero estate atento a cualquier signo de malestar. El aderezo de ensalada no es algo que los gatos deban consumir con frecuencia. Si compartes trozos de ensalada con tu gato, ofréceles una sin aderezo o límpiala antes.

hepper-single-cat-paw-divider-e1614923017121

¿Por qué mi gato quiere mi ensalada?

Gato peludo comiendo lechuga.
foto por: PhotoIris2021, Shutterstock

A algunos gatos les fascina la lechuga, y es común ver a gatos que viven al aire libre mordisquear hierba y hojas. Incluso es posible que observes a tu gato mordisqueando plantas de interior.

Hay diversas teorías sobre por qué los gatos hacen esto, pero la opinión más extendida es que lo hacen instintivamente para expulsar parásitos. Las verduras también pueden facilitar la digestión. Si estás preparando una ensalada y tu gato muestra interés en la lechuga, no hay problema en ofrecerle trocitos pequeños.

También puedes proporcionar a tu gato sus propias verduras para que las mastique y se las coma. Algunas plantas seguras para tu gato incluyen:

  • Hierba gatera (catnip)
  • Menta de gato (catmint)
  • Salvia común
  • Raíz de diente de león

Recuerda que es importante practicar la moderación.

hepper cat paw divider

Últimos Pensamientos

Ahora que conoces los ingredientes seguros que tu gato puede comer, puedes compartir con él parte de tu próxima ensalada sin preocupaciones. Si a tu gato le gustan las verduras, puedes darle lechuga y espinacas con moderación.

Evita darle picatostes condimentados y aderezos de ensalada, pero tu gatito puede disfrutar de una verdura fresca o un trozo de queso de vez en cuando. Las cebollas, el ajo y los tomates verdes deben evitarse por completo.

Si crees que tu gato ha ingerido comida humana y no estás seguro de si es tóxica, ponte en contacto con su veterinario o con el servicio local de información toxicológica.

Compartir trozos de comida seguros con tu gato es una excelente manera de estrechar lazos con tu amigo felino.


Crédito de Imagen Principal: JillWellington, Pixabay

Artículos relacionados

Otras lecturas

Bengal cat hunting outdoor

¿Los gatos bengalíes son agresivos o peligrosos? Datos y preguntas frecuentes (con aval veterinario)

Nicole Cosgrove Profile Picture

Por Nicole

Jan 26, 2024 - 3 min de lectura

grey cat eating meat

¿Los gatos son carnívoros obligados? ¿Por qué necesitan comer carne?

Oliver Jones

Por Oliver

Jan 23, 2024 - 5 min de lectura

Beautiful grey maine coon cat in leash and harness walking in the city park

Cómo adiestrar a un Maine coon (guía paso a paso)

Ashley Bates

Por Ashley

Jan 19, 2024 - 8 min de lectura

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.