Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

¿Qué sucede con los perros que no son adoptados?

Nicole Cosgrove Profile Picture

By Nicole Cosgrove

dogs in adoption

No hay nada más gratificante que ver a un perro recién adoptado salir de un refugio con su nueva familia a cuestas. Estos animales parecen apreciar el hecho de tener una nueva oportunidad en la vida, y eso se nota: sus colas no podrían sacudirse más rápidamente.

¿Pero qué pasa con los demás perros que fueron abandonados? ¿Qué ocurre con los que nunca encuentran un hogar para siempre?

Lamentablemente y de manera común, se aplica eutanasia al animal.

Te mostraremos todo lo que les pasa a estos pobres cachorros, pero ten cuidado: este no es un artículo feliz, así que es posible que quieras tener algunos pañuelos a mano.

Divider 8

La mayoría de los refugios no pueden negarse a aceptar un animal

Si quieres abandonar a un perro, la mayoría de los refugios, lo aceptarán, porque tienen que hacerlo. Muchos de ellos no pueden rechazar ninguna entrega, independientemente del motivo (o la falta del mismo), que llevan a un perro a ser abandonado.

Como resultado, muchos refugios están llenos hasta el límite. Cuando se combinan los abandonos de los propietarios con los perros callejeros recogidos por control de animales, el resultado es un refugio con más perros que lugares donde ponerlos.

Tienen que sacarlos de alguna manera, lo que, con suerte, significa darlos en adopción a una familia cariñosa. Lamentablemente, no siempre es así.

La alternativa es aplicar la eutanasia al animal, y es algo que muchos refugios hacen en un porcentaje que llega a ser deprimente.

Un perro pequeño en un refugio para perros tocando la mano de una persona
foto por VILevi, Shutterstock

¿Qué tipo de posibilidades tiene un perro en un refugio?

Cualquier perro que se encuentre en un refugio tiene probabilidades de ser adoptado. Según la ASPCA (American Society for the Prevention of Cruelty to Animals), cada año entran en los refugios 6,5 millones de mascotas, y sólo salen 3,2 millones.

No todos tienen las mismas posibilidades. Los cachorros son los que tienen más chances de salir, mientras que los perros adultos tienen un panorama mucho más desalentador.

También importa la raza: los chihuahuas y los perros tipo Pit Bull son los que tienen más dificultades en ser adoptados (aunque los refugios suelen confundir las razas y categorizar mal a los perros). El color también puede influir: las mascotas negras, por ejemplo, tienen un 50% menos de probabilidades de lograr ser adoptados.

Los animales con lesiones o enfermedades visibles también tienen pocas probabilidades de encontrar un hogar. La mayoría de los posibles dueños no están dispuestos a arriesgarse a adoptar un perro que podría costar una fortuna en gastos veterinarios.

¿Tiene importancia el buen comportamiento del perro en el refugio?

La verdad es que no. Al fin y al cabo, la mayoría de los perros son dulces, así que eso no es motivo suficiente para librarse de ellos cuando todo el refugio está lleno hasta los topes.

A veces pasa que un voluntario u otro trabajador del centro de acogida se encariña especialmente con un animal. Puede intentar animar a la gente a adoptarlo, o incluso llevárselo a casa… pero eso es una excepción, no la regla.

También hay que tener en cuenta que los perros son sometidos a pruebas de carácter cuando llegan a un refugio, y cualquier animal que muestre signos de ser agresivo suele ser eutanasiado sin que se le dé la oportunidad de encontrar un hogar. Si se permite que el perro viva, es probable que el refugio sólo permita que lo adopte un grupo de rescate.

Sin embargo, esas pruebas de temperamento suelen ser apresuradas y rudimentarias. Además, el refugio es un lugar aterrador para los perros, por lo que muchos pueden mostrar una agresividad inusual mientras son evaluados.

Un cachorro en un refugio para perros
foto por marcinm111, Shutterstock

Divider 1-Dog bone- New

¿Cuánto tiempo tiene un perro para encontrar un hogar?

Depende de lo abarrotado que esté el refugio. Si hay espacio, muchos refugios albergarán a los perros todo el tiempo que puedan, dándoles todas las oportunidades de encontrar una familia cariñosa y comprometida. Sin embargo, raramente hay espacio de sobra en los refugios.

Si el refugio está al límite de su capacidad, el perro no tendrá mucho tiempo. La mayoría de los refugios se comprometen a mantener al perro durante cinco días; superado ese tiempo, es un juego de azar.

Los perros callejeros no tendrán mucho tiempo extra. A los perros con familia, en cambio, se les tendrá más paciencia, mientras que el refugio trata de localizar a sus dueños.

Si hay mucha gente interesada en adoptar a un perro, es probable que se le conceda más tiempo de estancia. Los cachorros que obtienen una mejor puntuación en la prueba de carácter también pueden recibir un período un poco más prolongado.

Sin embargo, en algún momento, todos los perros, de una forma u otra, tienen que dejar libre el lugar que ocupan.

Una mujer dándole un beso a un perro adoptado
foto por hedgehog94, Shutterstock

¿Qué ocurre cuando se practica la eutanasia a un perro?

Cuando llega al fin el tiempo de estadia de un perro, se le conduce fuera de la jaula y dentro de la cámara de eutanasia. Una vez allí, los técnicos le inyectan una dosis de productos químicos letales en la pata. Los productos químicos tardan unos instantes en hacer efecto y, luego, el perro ya no está…

¿Los centros de acogida matan a los perros? ¿Qué pasa con los refugios que no matan?

Algunos refugios tienen políticas de “no matar”, lo que significa que no practican la eutanasia a los perros, a no ser por razones médicas. Aunque esto es obviamente más deseable que los refugios de alta mortandad, no hace tanto por resolver el problema como se puede pensar.

El problema principal es el espacio. Los refugios que no sacrifican a los animales, se llenan tan rápido como los que sí lo hacen, y, a menudo, incluso más rápido, ya que sólo pueden librarse de los perros si son adoptados.

Entonces, ¿qué ocurre cuando un refugio que no sacrifica perros se queda sin espacio? Si bien es cierto que no practican la eutanasia, les toca dejar de aceptar nuevos animales. Los que son rechazados, suelen ser enviados a refugios en los cuales la eutanasia si es aplicada. Sin embargo, algunos refugios con la política de “no matar”, intentan encontrar instalaciones parecidas y que tienen espacio antes de enviar un perro a un refugio tradicional.

Esto ha provocado un intenso debate entre muchos defensores de los derechos de los animales, algunos de los cuales afirman que hasta que todos los refugios no tengan la política del “no matar”, ninguno de ellos debería tenerla. Esto se debe a que mucha gente prefiere adoptar en refugios que no matan, dejando que los perros de los refugios tradicionales mueran.

hepper-dog-paw-divider 5

¿Hay alguna forma de resolver el problema?

La mejor manera de acabar con los refugios tradicionales, en los que aplican la eutanasia,  es reducir la población de animales vagabundos y no deseados. En general, eso significa esterilizar al mayor número posible de perros, y actualmente hay muchos programas que planean hacer eso.

Otra forma de reducir el número de animales eutanasiados es garantizar que cada mascota perdida se reúna con su dueño. Colocar un microchip es una buena manera de asegurarse de que se logre contactar a las familias antes de que sea demasiado tarde.

Las fuerzas del orden se centran también en eliminar las “fábricas de cachorros” y las bandas de peleas de perros, ya que suelen ser el origen del problema de los perros vagabundos. Cuando un perro pierde su valor para quienes dirigen estas operaciones, a menudo lo abandonan, convirtiéndolo en un problema para algún refugio.

Más allá de eso, se trata de animar a la gente a adoptar perros de refugios en lugar de comprarlos a los criadores. Cada perro que se adopta salva dos vidas: la del animal que se adopta y la del perro que ocupa su lugar en el refugio.

Un perro adoptado muy feliz y sonriente
foto por pixexid, Pixabay

Esto es muy deprimente, ¿hay alguna buena noticia?

¡Sí! El número de animales a las que se les practica la eutanasia ha disminuido drásticamente en los últimos años.

Durante los pasados diez años, el número de animales eutanasiados ha bajado de 2,6 millones al año a 1,5 millones. Sigue siendo una cantidad enorme, pero significa que cada año se salvan más de un millón de animales.

Además, las adopciones también han crecido, pasando de 2,7 millones a 3,2 millones. Eso es medio millón de mascotas que han encontrado un hogar permanente en lugar de consumir sus días en refugios.

Y, lo que es aún mejor, muchos estados y municipalidades están mostrando su compromiso con la transición a refugios con la política de “no matar”. Es de esperar que, con la combinación de una mejor educación y de prácticas de esterilización más extensas, la eutanasia se dejara de practicar en los próximos años.

Divider 7

Adopta, no compres

Si conocer lo que ocurre con los perros no adoptados te ha dejado triste, deberías comprometerte a adoptar tu próxima mascota y alentar a tus amigos y familiares a hacer lo mismo. Si eliges el camino de la adopción, aquí abajo tienes algunas cuestiones a tener en cuenta.

La mayoría de los perros de los refugios son tan válidos como sus homólogos de raza pura… y son bastante más baratos. Además, puedes tener la certeza de que tu dinero se destinará a mantener a otros perritos, en lugar de contribuir a que una fábrica de cachorros siga funcionando.

Pero, sobre todo, al adoptar puedes cumplir el sueño de un pobre perro.


Crédito de Imagen Principal tonyfortku, Pixabay

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.