Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

¿Los gatos pueden comer papas? Guía de salud y seguridad con aval veterinario

Nicole Cosgrove Profile Picture

By Nicole Cosgrove

Muchas papas.

Los gatos son carnívoros obligados, lo que implica que la mayor parte de su dieta debe estar compuesta por proteínas de origen animal. Sin embargo, de vez en cuando, también pueden consumir frutas o verduras, siempre y cuando estén bien preparadas. Si tu gato muestra interés, no hay problema en que le des papas, siempre que no tengan condimentos ni aderezos y estén bien cocidas. Profundicemos en este tema.

Gatos y papas: compatibilidad y precauciones

Hay gatos que solo aceptan croquetas, mientras que otros prefieren comida enlatada o húmeda. Algunos gatos, sin embargo, son curiosos y quieren probar todo lo que comes. Afortunadamente, existen diversas frutas y verduras que tu gato puede disfrutar contigo, incluyendo las papas. Si tu amigo felino muestra interés en probar un trozo de papa, no hay problema en compartirlo, siempre y cuando el consumo sea moderado. Para tu minino, lo más saludable es ofrecerle papas hervidas o al vapor.

Ventajas de incluir papas en la alimentación felina

Los gatos no necesitan una gran cantidad de carbohidratos en su dieta. De hecho, no más del 10 % de su ingesta calórica total debe provenir de fuentes de carbohidratos de alta calidad. Las papas, ricas en almidón, son un ingrediente común en alimentos comerciales para gatos, especialmente en croquetas secas. Las croquetas requieren cierta cantidad de carbohidratos para mantener su forma y ser procesadas correctamente.

La mayor parte de la composición de una papa es agua. Además, las papas se componen principalmente de hidratos de carbono (en forma de almidón) y contienen algunas proteínas, grasas, vitaminas y minerales. Cabe destacar que la mayoría de los nutrientes de las papas se encuentran en su piel, así que pelarlas reduce su aporte nutricional.

No es necesario preocuparse si tu gato no muestra interés en comer papas, ya que puede obtener fácilmente los nutrientes que ofrecen a través de otras fuentes. Por lo tanto, no hay motivo para insistir en que tu gato consuma papas si no parece disfrutarlas.

Puré de papas.
foto por: Hebi B., Pixabay

Consejos clave para preparar papas para tu gato

Si deseas compartir papas con tu gato, es importante tomar ciertas precauciones para garantizar su seguridad y bienestar.

Algunos consejos:
  • Cocción adecuada: las papas deben estar completamente cocidas. Las papas crudas o semicocidas contienen fitonutrientes llamados glicoalcaloides, como la solanina y la chaconina, que son tóxicos tanto para los gatos como para los humanos. Además, los gatos no pueden digerir adecuadamente las papas crudas.
  • Papas sin condimentos: aunque a ti te gusten las papas con sal, mantequilla y cebollino, a tu gato solo debes ofrecerle papas sin condimentar, hervidas o al vapor.
  • Evitar freír, asar y hornear: estos métodos de cocción manejan temperaturas muy altas, y producen grandes cantidades de compuestos llamados acrilamidas. Estos contaminantes pueden tener efectos negativos en la salud si se consumen durante largos periodos de tiempo. Además, las papas fritas suelen contener grandes cantidades de aceite y sal, que no son buenos para tu gato y pueden causarle malestar estomacal.
  • Moderación: al igual que cualquier otra golosina que le ofrezcas a tu gato, las papas están bien si se consumen con moderación. Un exceso de cualquier golosina puede llevar al aumento de peso en tu gato, lo que puede derivar en problemas de salud.

hepper single cat paw divider

Tipos de papas y sus diferencias

Tu gato puede mostrar interés tanto en las papas blancas como en las batatas. Ambos tipos están bien como golosinas ocasionales, pero hay algunas diferencias a considerar:

Papas blancas

Puedes ofrecer a tu gato papas al vapor, hervidas o en puré sin problemas. Estas aportan vitaminas y minerales beneficiosos y pueden ser una sabrosa golosina. Si a algunos gatos no les interesan, ¡no te preocupes! Tu gatito puede obtener los nutrientes que necesita de otras fuentes.

Batatas

Puedes darle batatas en pequeñas cantidades de vez en cuando. Sin embargo, tienen un mayor contenido de azúcar que las papas blancas. Es importante tener en cuenta que los gatos no pueden percibir el sabor dulce. Las batatas también tienen más calorías que las papas comunes, ya que contienen más carbohidratos y grasas, pero menos proteínas. Un consumo excesivo puede conducir a la obesidad en los gatos, lo cual siempre es mejor evitar.

Batatas.
foto por: Beverly Buckley, Pixabay

hepper cat paw divider

Otras golosinas vegetales para gatos

Si a su gato le gustan las patatas, puede que también le apetezcan otras verduras. Tenga en cuenta que, en realidad, no necesitan verduras en su dieta para estar sanos. La mayoría de los alimentos de alta calidad para gatos les aportan la nutrición que necesitan. Sin embargo, si su felino es un comensal aventurero, puede darle de vez en cuando un capricho vegetal. Si a tu gato le gustan las papas, quizás también disfrute de otras verduras. Ten en cuenta que, en realidad, los gatos no necesitan verduras en su dieta para estar sanos. La mayoría de los alimentos de alta calidad para gatos les proporcionan los nutrientes que necesitan. Sin embargo, si tu felino está dispuesto a probar nuevos sabores, puedes ofrecerle de vez en cuando algún vegetal.

IMPORTANTE

Si tu gato tiene algún problema de salud subyacente, diagnóstico médico o está tomando medicación, consulta siempre con tu veterinario antes de ofrecerle cualquiera de estos ingredientes.

Algunas buenas opciones son:
  • Guisantes
  • Calabaza (en puré, al vapor, sin condimentar)
  • Judías verdes (cocidas)
  • Zanahorias (solo al vapor)
  • Espinacas
  • Calabaza de invierno (cocida, al vapor)
  • Espárragos (al vapor)
  • Pepinos

Verduras que nunca debes ofrecer a tu gato

No debes ofrecer a tu gato verduras de la familia Allium, como cebollas, ajos, chalotas o cebollinos. Incluso en pequeñas cantidades, estos vegetales pueden dañar los glóbulos rojos de tu gato, provocando anemia y otros problemas de salud. Además, evita darle tomates verdes. En cuanto a las frutas, tanto el aguacate como los cítricos son tóxicos para los gatos.

Cebollas y ajo.
foto por: Shutterbug75, Pixabay

hepper single cat paw divider

Reflexiones finales

Si tu gato se muestra abierto a probar nuevos sabores, no hay inconveniente en ofrecerle de vez en cuando un snack vegetal correctamente preparado. Ocasionalmente, tu gato puede disfrutar de papas cocidas sin condimentos. Sin embargo, es importante no exagerar, ya que las calorías adicionales pueden provocar aumento de peso y problemas de salud en tu gato. Hay una regla universal que no debes olvidar: la moderación es esencial.


Crédito de Imagen Principal: Christos Giakkas, Pixabay

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.