Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

Pezones de gata embarazada vs. pezones de gata normales: ¿en qué se diferencian?

Chelsea Mortensen Profile Picture

By Chelsea Mortensen

Pezones de gata embarazada vs Pezones normales de gata

Vet approved

Dr. Paola Cuevas Photo

Reviewed & Fact-Checked By

Dr. Paola Cuevas

MVZ (Veterinarian)

The information is current and up-to-date in accordance with the latest veterinarian research.

Learn more »

No hay nada más especial que ver a una mamá gata amamantar a sus gatitos. Los gatitos se nutren gracias a la leche de su madre en los primeros meses de vida, y prepararse para producir leche es una parte importante del embarazo para las gatas. Quizá te preguntes qué cambios se producen en los pezones de las gatas a lo largo del embarazo. Los cambios en los pezones son uno de los primeros signos de gestación en las gatas, que comienzan unas 2 semanas después de la concepción. (El embarazo medio de una gata es de unos 60-70 días)

Si quieres saber la diferencia entre los pezones de una gata embarazada y los de una gata normal, es importante que aprendas un poco sobre cómo funcionan normalmente los pezones y cómo se desarrollan.

hepper-single-cat-paw-divider-e1614923017121

Revisión general de los pezones normales de gato

male silver tabby american shorthair cat lying on back
foto por: Apisit Hrpp, Shutterstock

Anatomía del pezón de un gato

Los gatos suelen tener seis u ocho pezones dispuestos de dos en dos a lo largo del vientre. En raras ocasiones, los gatos pueden tener cuatro pezones, diez pezones o un número impar. Esta disposición facilita que las gatas amamanten a varios gatitos a la vez.

Cada pezón está justo delante de una glándula mamaria. Las glándulas mamarias inactivas son pequeñas en una gata normal que no esté embarazada o en periodo de lactancia. Cada glándula mamaria tiene varios conductos que conectan con el canal del pezón y su apertura está en la punta externa del mismo. Una gata sana no debería producir leche ni secreciones, excepto cuando está preñada o amamantando.

Antes del embarazo, el pezón de una gata es pequeño y difícil de encontrar. Cada uno parece un pequeño grano o de piel suelta. Puede que haya una pequeña cantidad de piel desnuda alrededor del pezón, y en otros casos, el pelo puede llegar hasta el borde del pezón. Los pezones suelen ser difíciles de encontrar bajo el pelo de un gato sano.

Pezones en gatos machos

Tanto los gatos como las gatas tienen pezones, igual que los humanos. Esto se debe a que los pezones se desarrollan antes de los cambios hormonales que dan a los gatitos una anatomía masculina o femenina. Para los gatos macho, los pezones no tienen ninguna utilidad real, son sólo un resto del proceso de desarrollo. A simple vista, los gatos machos y las gatas tienen una anatomía de pezones similar. ¡Los gatos machos incluso tienen el mismo sistema mamario que las hembras! Sin embargo, los gatos machos tienen pezones y glándulas mamarias ligeramente más pequeños y menos desarrollados.

hepper-cat-paw-divider

Revisión general de los pezones de una gata preñada

Durante el embarazo, se producen cambios en los pezones de la gata para que pueda amamantar a sus gatitos cuando nazcan. El aspecto de los pezones de una gata depende de la fase de gestación. Podemos dividir los cambios del pezón en etapas al principio del embarazo, al final del embarazo y después del embarazo (lactancia).

pregnant white cat
foto por: Boy77, Shutterstock

Embarazo precoz

Los cambios en los pezones son uno de los primeros signos de gestación en las gatas. Cuando una gata se queda preñada, los óvulos se implantan alrededor del día 10-14, y poco después los pezones empezarán a prepararse para la lactancia. Alrededor de las 2 semanas de embarazo, los pezones de la madre se agrandan y oscurecen. Se volverán de un color rosa carnoso más oscuro que la piel circundante y duplicarán o triplicarán su tamaño. La zona alrededor del pezón también cambia. En los gatos normales, los pezones no tienen pelo y, además, hay muy poca piel sin pelo alrededor del pezón.

Al principio del embarazo, empieza a desarrollarse un parche de piel sin vello alrededor de los pezones, haciéndolos más fáciles de encontrar. En esta fase del embarazo, los pezones no suelen segregar líquido.

Embarazo tardío

Los pezones seguirán haciéndose más prominentes a lo largo del embarazo de tu gata, aunque los mayores cambios ya se habrán producido. La zona de piel alrededor de los pezones seguirá creciendo a medida que el vientre de tu gato se hincha. El siguiente cambio importante se produce alrededor del día 60-65, es decir, unos dos días antes de que finalice el embarazo. En este momento, pueden empezar a salir pequeñas cantidades de secreción clara o lechosa de los pezones de tu gata. Esta fuga puede producirse por sí sola o cuando se tocan o presionan los pezones. Esta secreción es normal y es señal de que las mamas están preparadas para entrar en plena producción de leche cuando sea necesario.

Si no ves ninguna secreción, no te preocupes: no todas las gatas madre la producen en cantidades que podamos notar a simple vista.

Postparto (lactancia)

Después del parto, la gata estimulará sus pezones para que produzcan leche al amamantar a los gatitos. En este momento, sus mamas están en pleno modo de producción de leche. La zona alrededor de los pezones estará agrandada porque los conductos lácteos están llenos de leche. Los pezones seguirán siendo más oscuros y grandes de lo normal mientras los gatitos estén amamantando.

Los gatitos se destetarán gradualmente si se les deja a su aire. Con el tiempo, la gata madre los irá acercando a la comida y alejando de la leche, y sus pezones volverán poco a poco a la normalidad. Si la lactancia cesa repentinamente, la madre puede correr el riesgo de desarrollar mastitis (una inflamación dolorosa de la glándula mamaria con o sin infección bacteriana) debido a la acumulación de leche. Esta es otra razón por la que hay que destetar gradualmente a los gatitos. Entre unos días y unas semanas después de que la lactancia haya cesado por completo, los pezones de la madre volverán a su tamaño y coloración normales.

cat nursing its kittens
foto por: Rashid Valitov, Shutterstock
Pezones normales Embarazo precoz Embarazo tardío Postembarazo
Tamaño del pezón Pequeño, apenas perceptible Hinchazón Hinchazón Hinchazón
Color del pezón Similar a la piel Rosa mucho más profundo Rosa mucho más profundo Rosa mucho más profundo
Descarga del pezón Ninguno Ninguno Líquido lechoso ocasional leche
Zona alrededor del pezón La piel llega casi hasta el pezón Cantidad creciente de piel sin pelo Cantidades crecientes de piel y pezón fácilmente visibles Agrandamiento por los conductos interiores repletos de leche

hepper single cat paw divider

Conclusión

Como puedes ver, alimentar a los gatitos no es una tarea sencilla. El proceso de preparación de la leche para la lactancia es un milagro de la biología. Los cambios que se producen en los pezones de una gata madre durante el embarazo son algunos de los signos más consistentes de embarazo en una gata, una señal segura de que vienen gatitos. Estas transformaciones de pequeños colgajos de piel apenas visibles en una gata normal a mamas llenas de leche nutritiva ¡son increíbles!


Crédito de Imagen Principal: Pezones de gata embarazada: Lenar Musin, Shutterstock / Pezones normales de gata: Jim Black, Pixabay

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.