Hepper es apoyado por sus lectores. Cuando compras productos por medio de enlaces en nuestro sitio, nosostros podríamos obtener una comisión por afiliación sin costo extra para ti. Más información aquí.

¿Por qué los gatos siempre caen de pie? Según la Ciencia

Luxifa Le

By Luxifa Le

Gato blanco con manchas anaranjadas y negras en un camino de tierra

Seguro que todo el mundo ha oído alguna vez aquello de que un gato siempre cae de pie. Este concepto suele aplicarse para ilustrar cómo la gente sale de malas situaciones sin consecuencias negativas, pero ¿los gatos caen siempre de pie? Esto es lo que dice la ciencia.

hepper cat paw divider

El reflejo de enderezamiento

El reflejo de enderezamiento laberíntico, más comúnmente denominado como “reflejo de enderezamiento o reflejo tónico”, es un impulso biológico motivado por una desviación instintiva de la posición erguida. El reflejo de enderezamiento utiliza un complejo sistema de entradas visuales, vestibulares y somáticas para determinar que el cuerpo está en caída libre y necesita enderezarse para aterrizar sin sufrir daños.

El sentido de orientación espacial y de equilibrio, también llamado sistema vestibular, se activa primero en las paredes óseas del oído interno, detectando si el cuerpo está orientado correctamente o no. El reflejo de enderezamiento determinará entonces qué dirección es “arriba” y reorientará la cabeza hacia la posición erguida, llevando consigo todo el cuerpo del animal.

El sistema vestibular percibirá la fuerza de la gravedad a través del oído interno y moverá la cabeza para determinar en qué posición debe estar. A continuación, moverá la cabeza y el cuerpo hasta que la gravedad proceda de la posición “hacia abajo”. A medida que la cabeza se desplaza hacia la posición erguida, el cuerpo continuará orientándose hasta que el reflejo de enderezamiento determine que todo el cuerpo está en el lugar adecuado.

Gato gris con patas blancas saltando desde una mesa
foto por: Nils Jacobi, Shutterstock

Los gatos y el reflejo de enderezamiento

Los gatos son uno de los principales ejemplos de estudio del reflejo de enderezamiento. Este reflejo aparece en gatitos de tan solamente tres semanas de edad y, por lo general, madura completamente entre las seis y las nueve semanas de edad. Pero su edad y su reflejo de enderezamiento no son el único factor que determina si pueden aterrizar de pie.

Técnica de enderezamiento del gato

Los gatos parecen tenerlo todo planeado cuando se trata de enderezar su cuerpo. Incluso disponen de una técnica biológica que se manifiesta en los gatitos para llevar sus cuerpos de la posición incorrecta a la correcta.

En primer lugar, se doblan por la mitad, de modo que las mitades delantera y trasera del cuerpo ya no giran juntas. Cuando su cuerpo está en esta forma de U, las mitades delantera y trasera del cuerpo pueden girar por separado.

Luego, encogen las patas delanteras hacia dentro y extienden las traseras hacia fuera. Este movimiento permite que la parte delantera del cuerpo gire muy rápidamente en la dirección elegida, mientras que la mitad trasera lo hace lentamente.Por último, cambian la rotación y encogen las piernas traseras mientras extienden las delanteras. Este es el movimiento anterior, pero a la inversa. Les permite girar rápidamente la mitad trasera hasta la posición correcta mientras mantienen la posición de la mitad delantera.

Si es necesario, el gato puede repetir la flexión y extensión de las patas hasta que el cuerpo se endereza.

Por supuesto, esto ocurre instantáneamente y puede ser difícil diferenciar todas las partes de la técnica cuando la observamos. Pero Falling Cat, de Etienne-Jules Marey, nos muestra todos los pasos que utilizan los gatos para pasar rápidamente de una posición a otra.

Gato blanco y crema saltando desde un sofá
foto por: Nils-Jacobi, Shutterestock

hepper single cat paw divider

Estructura del esqueleto

Una característica clave del reflejo de enderezamiento del gato es su estructura esquelética. Los gatos no tienen clavículas, una de las principales estructuras que impiden la torsión rápida en los humanos. ¡Pruébalo! Al girar la parte superior del cuerpo, la clavícula impide que los hombros y el torso se doblen demasiado. Los gatos carecen de esta estructura ósea y pueden girar muy rápidamente su cuerpo de un modo que muchas criaturas serían totalmente incapaces de hacer.

Los gatos también tienen una columna vertebral muy flexible de 30 vértebras. Los humanos adultos tienen unas 24 vértebras de media y son notablemente menos flexibles. Esta flexibilidad permite al gato doblar el cuerpo para enderezarlo.

Velocidad terminal

Varios factores influyen en la velocidad máxima de caída o velocidad terminal del gato. Los gatos tienen una relación cuerpo-peso muy baja, huesos ligeros y pelaje grueso, lo que significa que no caen tan rápido ni aterrizan tan fuerte como los animales más grandes. Además, un estudio de 2003 descubrió que, una vez que el gato alcanza la velocidad terminal, extiende sus extremidades horizontalmente para que el impacto de la caída se distribuya más uniformemente por todo el cuerpo.

Gato grisáceo salta desde un muro bajo al suelo
foto por: Jumpstory

¿Y, entonces, caen siempre sobre sus pies?

No, no lo hacen. Cuando un gato alcanza la velocidad terminal, es mucho más probable que aterrice sobre su estómago.

Aunque no está totalmente desacreditado, en 1987 se hizo un estudio de 132 gatos llevados al Centro Médico Animal de Nueva York tras caer de una gran altura. El estudio demostró que las caídas entre dos y seis pisos presentaban el mayor nivel de lesiones, en comparación con las caídas entre 7 y 32 pisos. Un gato incluso cayó 46 pisos y aterrizó sin ninguna herida.

Sin embargo, los críticos del estudio no tardaron en señalar que deja fuera a un grupo crítico de gatos: los que no sobrevivieron a la caída; un gato muerto no puede ser llevado al veterinario.

El estudio de 2003 que volvió a tratar el tema de “las caídas de gatos desde grandes alturas” descubrió que las caídas desde siete o más pisos se asociaban a lesiones más graves, a veces mortales, en la caja torácica y el tórax.

Así que no, los gatos no siempre caen de pie, y debes tener mucho cuidado de no dejar que tu gato descubra si puede hacerlo.

hepper cat paw divider

Conclusión

Los gatos no siempre caen de pie, y tampoco pueden sobrevivir a una caída desde cualquier altura. Este mito generalizado puede parecer positivo y alegre. Sin embargo, si sus dueños lo creen, puede resultar mortal para los gatos que viven en edificios altos. Por desgracia, seguirás escuchando esta fábula a menudo. Aun así, puedes cumplir con tu parte y mantener a salvo a tus dulces y peludos amiguitos.


Créditos de Imagen Principal: Jumpstory

Artículos relacionados

Otras lecturas

Artículos veterinarios

Respuestas populares de veterinarios

Las últimas respuestas de los veterinarios a las preguntas de nuestra base de datos.